Con más de veinte años de experiencia en el sector digital. Actualmente es director general para España...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En el sector de la publicidad digital, la principal amenaza para marcas y soportes es el fraude digital. En este 'combate', los ciberdelincuentes buscan denodadamente las fisuras en el sistema para lucrarse económicamente de las inversiones en el ecosistema. Recientemente, nuestra unidad de combate contra el fraude digital, Threat Lab, ha emitido recientemente la alerta 404bot. Se trata de una sofisticada red de bots que está haciendo estragos en la industria.

En esta 'batalla' hay claramente dos bandos bien posicionados. Por un lado, los 'buenos', formado por marcas, agencias, soportes y proveedores de tecnología de verificación o protección de las inversiones en digital. Estos últimos realizan mejoras continuas para hacer frente a posibles amenazas; rastrean, monitorizan, investigan? Y junto a todos ellos, también en esta facción, las organizaciones protectoras del entorno digital, como IAB, que hace años impulsó la creación e implementación en los soportes de los archivos Ads.txt, -aquellos que crean registros públicos de vendedores digitales autorizados y evitan tanto a los vendedores ilegítimos como que se produzcan ventas de inventario no autorizados-. Archivos que se diseñaron con el objetivo de mejorar la transparencia del inventario de publicidad digital. De hecho, su integración en los soportes ha supuesto un descenso drástico del fraude digital.

En el lado opuesto, el 'oscuro', los criminales cibernéticos. Un eje del mal que está en constante evolución y que busca fisuras en el entorno de la publicidad digital. Y precisamente esto es lo que ha hecho 404bot, que se está sirviendo de obsoletos archivos Ads.txt implementados en los soportes que no han sido auditados. Una vez encontrada la grieta, ¿cómo opera esta red? Generando datos falsos en los navegadores y creando URLs para hacerse con los desembolsos que realizan los anunciantes para sus campañas. Además, su elevado grado de sofisticación le ha permitido operar de modo casi 'invisible', ya que ha sido capaz de garantizar que las suplantaciones de URLs se encuentren fuera de sospecha y del radar de actividad delictiva.

¿Y cuál ha sido el impacto en el ecosistema digital de 404bot? Por el momento, hasta lo que conocemos, ha afectado a un buen número de dominios de soportes de diferente tipo y alcance, que cuentan con obsoletos archivos Ads.txt. Nuestra compañía ha estimado que por ahora ha supuesto unas pérdidas para la industria de 15 millones de dólares y que en total 1.500 anuncios de vídeo se han visto afectados.

Hoy ha sido 404bot. Su proceder nos enseña que es crucial auditar, limpiar y actualizar continuamente los archivos Ads.txt. Pero mañana será otra red, con otro nombre, con un modus operandi más sofisticado aún. El hecho, pienso, ha de hacer recapacitar a todos los actores que formamos parte del sector, para que estemos siempre preparados ante potenciales amenazas y tengan los recursos necesarios para minimizar al máximo el impacto que pueda generar el fraude digital. Dicho de otro modo, que se cuente con la defensa necesaria, que tiene nombre propio; la verificación, para hacer frente a esta amenaza, contra la que si no se cuenta con los medios de protección para protegerse puede lucrarse de las inversiones en digital.

Con más de veinte años de experiencia en el sector digital. Actualmente es director general para España...
be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo