Editor de contenidos en PuroMarketing
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Poco falta para una de las citas del año en lo que a móviles se refiere. Barcelona acogerá un año más el Mobile World Congress, MWC, una de las ferias por excelencia de la industria de la tecnología y las telecomunicaciones que es, además, cada vez más importante para más compañías más allá del universo techie. La feria se inaugurará el próximo 22 de febrero y no cerrará sus puertas hasta el 25.

El evento es uno de los que cada vez reúnen a más jugadores de la industria y al que cada vez más industrias. Pensar que el encuentro es solo para fabricantes de móviles sería un error: ahora que el móvil se ha convertido en una parte transversal de la estrategia de las marcas y en una que tiene un impacto cada vez más directo sobre todo lo que ocurre, el MWC se ha convertido en una cita en la que tienen que participar cada vez más jugadores y de más maneras. La cita es multitudinaria. En 2015 asistieron 94.000 personas, lo que supone un 10% más de los que asistieron en 2014 y un 30% frente a 2013. De esos asistentes, una cuarta parte no tenían nada que ver con la industria de las telecomunicaciones y de la tecnología, como recuerdan desde Forrester. Un 4% era trabajadores de finanzas, un 3% de administraciones públicas y otros porcentajes similares venían del retail, la educación, la industria farmacéutica, el entretenimiento o la automoción.

Que el universo móvil es cada vez más importante y más transversal lo demuestra la propia organización del evento: el lema de este año es "el móvil lo es todo" y, como reflexiona la analista de Forrester, es cada vez más difícil saber para qué industria es ese todo. ¿Qué es lo que se puede esperar de la feria y a qué es a lo que las marcas tendrán que prestar decidida atención?

Realidad virtual y realidad aumentada

La realidad virtual se ha convertido en uno de los temas de moda en los últimos tiempos y en uno que ocupa cada vez más espacio, ya sea en los análisis de tendencias, en las previsiones de lo que importará en el futuro próximo o en los estudios. La realidad virtual está de moda y lo está por una razón fundamental. No se trata solo de que las marcas hayan empezado a comprender el potencial que puede tener para sus actividades y sus acciones sino que además han conseguido tener ya algo tangible con lo que jugar. Las grandes firmas (y las pequeñas que han entrado en este juego) están empezando a lanzar sus productos y a adelantar lo que van a hacer en este terreno. La realidad virtual ha dejado de ser ciencia ficción o algo en lo que se espera que se trabaje para convertirse en un hecho.

En las últimas ferias, como el CES, se han incluido ya elementos de realidad virtual. En el Mobile se espera que también estén presentes. Como explican en un análisis en Forbes, hay previstos 51 expositores que tendrán productos de realidad aumentada en el MWC. No se puede saber exactamente qué pasará con la realidad virtual, ya que la feria no tiene una categoría como tal lo que hace que haya expositores que entren como esto pero que estén bajo el paraguas de la aumentada y otros que quizás aparezcan en otras áreas (al fin y al cabo, los fabricantes de productos de realidad virtual que están mostrando ideas más prometedoras son gigantes en otros terrenos: Samsung o HTC estarán en el Mobile y los dos son dos de los nombres que más se repiten en el terreno de la RV).

Wearables (sí, aún)

Los wearables llevan ocupando posiciones en las listas de lo que hay que ver y a lo que hay que prestar atención desde hace años, lo que hace que se sienta ya que ha pasado un poco su momento. Ya fueron novedad, así que cabe pensar si no deberían dejar paso ya a otros elementos. La industria parece pensar que no y, además, aún queda por convertir todo el potencial de lo que se ha ido presentando en algo que realmente sea revolucionario (esto es, por mucho que se ha hablado de wearables aún no se ha visto realmente el bombazo). Sea como fuese, wearables habrá en Barcelona. Salted Venture, una startup ligada a Samsung, va a presentar IOFIT, unas zapatillas de deporte inteligentes que recaban información sobre cómo se mueve el deportista. Son solo un ejemplo y serán uno más en la oferta del internet de las cosas.

Golpes de efecto

Una de las tendencias que se veía en los últimos años en el mundo de las nuevas tecnologías (y una de las que hacía desesperar a los periodistas que las cubrían) es que las grandes marcas se guardaban sus cosas más impactantes en eventos propios en los que eran los únicos protagonistas. ¿Cambiará esto en el Mobile?

Las previsiones no parecen indicar que se vayan a acumular grandes lanzamientos sorpresas (todos los medios apuntan ya nombres y características de potenciales teléfonos que se verán) pero sí es cierto que las marcas realizarán golpes de efecto para llamar la atención en un entorno en el que hay muchas cosas que ver y poco tiempo para verlas todas (y colarse en la cobertura de los medios). Todas las grandes llevarán su próximo teléfono bandera (o eso es lo que se espera) para llamar la atención y conseguir así posicionarse en medio del barullo de la feria.

Otras cosas

La lista se completará con algunas otras novedades y con algunos otros elementos que posiblemente no loguen destacar tanto como los más vendibles elementos tecnológicos de consumo (un smartphone o un wearable impactante siempre consigue mejor ser el elemento que aparece en la breve crónica del telediario) pero que son bastante interesantes para las marcas.

Así, se espera que en el Mobile se presenten nuevos sistemas de pago móvil (incluido uno de Blackberry, el gigante de los smartphones de hace tantos años y que muchos dan por muerto pero que sigue existiendo, e incluido también el que podría ser el nuevo término de moda, pagos inteligentes) o que se hable mucho de 5G. El 5G es algo que de entrada tira para atrás a las empresas que no sean necesariamente de telecomunicaciones en la lista de cosas a las que prestar atención, pero lo cierto es que es algo muy importante (ya que revolucionará cómo se accede a internet móvil y tendrá un impacto por tanto en el día a día de las marcas de todo pelaje). También habrá coches smart (Ford es, de hecho, uno de los invitados) y tiempo para analizar cuestiones menos vistosas pero igualmente importantes, como las cuestiones relacionadas con seguridad y privacidad de datos.

Editor de contenidos en PuroMarketing
ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo