Artículo
Marketing
El retorno del marketing multisensorial y de las experiencias: lo inmersivo recupera posiciones en el mercado
Philadelphia acaba de abrir un restaurante, Feeladelphia, en el que no se piden platos, sino sentimientos 
Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El marketing de las experiencias era, antes de la pandemia, el atajo más eficiente que las marcas tenían para llegar a los consumidores. Los compradores recordaban esas acciones, porque las vivían en primera persona y resultaban sorprendentes y llamativas. Si además se añadían factores de marketing multisensorial, se lograba que llegase a través de varios sentidos y que se convirtiese en mucho más memorable y positiva.

La pandemia supuso un parón para estas acciones, pero ahora están volviendo con fuerza, reforzadas por la necesidad de ser un punto de escape y entretenimiento para los consumidores. Las campañas inmersivas y sensoriales están de vuelta, con propuestas llamativas e innovadoras.

Una de esas ideas es la que ha puesto en marcha la marca de quesos Philadelphia, que ha abierto un restaurante en Nueva York llamado Feeladelphia, un juego de palabras entre el nombre de la marca y el verbo “feel”. En lugar de pedir comida, allí lo que se piden son “sentimientos”.

Los clientes pueden pedir un menú – de comida real, eso sí – con un precio de 35 dólares por persona – que no van a la marca sino a acciones solidarias – pero la carta está orientada hacia las emociones y no a los productos. “Para nosotros, emociones y comida están siempre conectadas, por eso cuando el equipo de Philadelphia presentó este concepto, nos sentimos inspirados para crear un menú basado en sentimientos reales contra ingredientes específicos”, explica a AdWeek uno de los chefs que están detrás del diseño de los platos que se ofrecen en el restaurante.

Pero lo interesante de esta idea es que es una mezcla de marketing de las experiencias y también de marketing multisensorial. Todo lleva el queso Philadelphia de la marca organizadora, pero además, como señalan en Delish, se espera que los comensales hagan una suerte de exploración de los sentidos. El menú se degusta en tres horas y está inspirado por las “las narrativas de los consumidores describiendo cómo el queso Philadelphia va más allá del sabor increíble para estimular los sentidos y lo evoca en cada bocado”, asegura Keenan White, Senior Brand Manager de la marca.

Incluso, y como la experiencia está limitada a una ciudad concreta, la compañía va a lanzar un libro de cocina con las recetas, para vivir la experiencia en casa. El libro tendrá páginas comestibles, olores interactivos y experiencias sonoras ajustadas a lo que se quiere transmitir. Será también marketing multisensorial e inmersivo.

Jugando en McDonald’s

Las experiencias inmersivas y sensoriales no solo ocurren al otro lado del Atlántico, confirmando que lo vivible y lo multisensorial están de vuelta en la agenda de marketing. McDonald’s acaba de arrancar en España y Andorra su Monopoly Summer, su campaña de verano (estará operativa hasta el 31 de agosto). Con la compra de los menús de los restaurantes, se podrá acceder al juego.

Según ha explicado el gigante en una nota de prensa, la acción implicará “comunicación y ambientación de los restaurantes, la instalación de mupis con columna de viento y billetes en su interior en Madrid y Barcelona, y la contratación de aviones con pancartas informativas y vuelos en globo por distintos puntos de España”. Es decir, más allá de los premios y de los juegos, la campaña se convierte en algo inmersivo y experiencial.

Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!