Noticia Televisión

Continúa la huida en estampida de las marcas y anunciantes de la televisión tradicional hacia la publicidad digital

Muchos anunciantes ahora se centran en la publicidad digital y en línea en lugar de en la publicidad en televisión

Por Redacción - 27 Abril 2023

Según un estudio reciente realizado por la agencia de publicidad Zenith, se espera que la inversión en publicidad televisiva disminuya en un 5,4% en 2023 en comparación con el año anterior. Esta disminución en la inversión publicitaria se debe en gran parte al cambio en los patrones de consumo de los medios y a la creciente popularidad de las plataformas de streaming en línea.

Según los últimos datos del índice I2p de Arcemedia, la inversión de los anunciantes en la dueña de Telecinco cayó un 7,3%, mientras que su competidora perdió el 5,4%. A pesar de que algunos medios informaron sobre el supuesto aumento de los precios de la publicidad en las principales cadenas de la TDT, la realidad es que esa tendencia no ha mejorado el dato de inversión global, que en todo el sector ha decrecido un 5,4% entre enero y marzo. El descenso fue mayor que en el conjunto de 2022, cuando las televisiones perdieron el 3,7% de su recaudación publicitaria con respecto a 2021. Sin embargo, entre Atresmedia y Mediaset todavía aglutinan el 82,3% del dinero que entra en el sector. Entre ellas acapararon 295,4 millones.

La publicidad en televisión ha sido un elemento básico en la industria de la publicidad durante décadas, pero el surgimiento de nuevas tecnologías y plataformas ha llevado a un cambio en los patrones de consumo de los medios y a una disminución en la inversión publicitaria en televisión.

Las plataformas de streaming se comen a la televisión tradicional

Las plataformas de streaming en línea, como Netflix, Amazon Prime y Disney+, han sido especialmente populares en los últimos años, y muchos espectadores prefieren ver programas y películas a través de estas plataformas en lugar de la televisión tradicional. Además, muchas personas están abandonando por completo la televisión por cable en favor de opciones más económicas, como los servicios de transmisión en línea.

A partir de aquí, podemos plantea la incertidumbre sobre si la crisis de los medios de comunicación tradicionales afectará a la televisión de la misma manera que afectó a la prensa impresa. Aunque los principales grupos de televisión han invertido en anticiparse al agotamiento de su negocio tradicional, su principal fuente de ingresos ha disminuido significativamente en los últimos años, en comparación con los datos del último lustro. Además, el consumo de televisión también ha disminuido, especialmente durante la segunda mitad de la pandemia.

En marzo de 2023, los españoles contactaron una media de 189 minutos diarios con la televisión, lo que supone una disminución de 24 minutos en comparación con el mismo mes del año anterior. La fidelidad de los adultos jóvenes a la televisión también ha disminuido, con una caída del 18% en la primera parte de 2023. Todo esto ha llevado a que la televisión no sea el medio de comunicación preferido por los anunciantes por primera vez en muchos años.

Este cambio en los patrones de consumo de los medios ha llevado a un cambio en la forma en que los anunciantes dirigen su publicidad. Muchos anunciantes ahora se centran en la publicidad digital y en línea en lugar de en la publicidad en televisión. La publicidad en línea es a menudo más efectiva y permite a los anunciantes llegar a una audiencia más específica y segmentada.

Sin embargo, a pesar de la disminución en la inversión publicitaria en televisión, todavía hay muchas oportunidades para que los anunciantes lleguen a una audiencia a través de la televisión. Muchos eventos en vivo, como deportes y conciertos, todavía atraen a una gran audiencia y son una oportunidad para que los anunciantes lleguen a una audiencia masiva.

Más Leídos
Semanal
Mensual
Anual
Contenidos Patrocinados
ADS
Promocionados