PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

España es el país con mayor porcentaje de adolescentes conectados a internet. El 92% de los niños de entre 10 y 15 años se conecta a la red de forma habitual.

El estudio de Kelisto advierte de que una exposición desmesurada al medio online puede degenerar en adicción. Concretamente, nuestro país destaca por tener la tasa europea más alta de menores en riesgo de sufrir adicción a internet, con un 21,3%. Un porcentaje que casi duplica a la media europea, situada en torno al 13%. Hábitos tales como jugar online, o participar en apuestas online pueden propiciar dicha adicción. Por su parte, aquellos usuarios que recurren a internet para estudiar o con fines educativos son menos propensos a degenerar en un comportamiento adictivo.

¿Qué hacen estos jóvenes en internet?

El informe indica que los menores de dedican una media de 1,6 horas al día a internet, lo cual implica 11,2 horas a la semana. Una exposición que también es superior a la media europea, establecida en 88 minutos diarios a internet.

Este uso se atribuye a un fácil acceso a la tecnología, por parte de los niños. de media, en cada hogar encontramos 3,64 gadgets tecnológicos, entre los que destaca al menos un teléfono móvil (96%) y un ordenador (54%).

El 95% de los usuarios españoles de 10 a 15 años tiene un ordenador, mientras que al 63% se le permite el uso del móvil. En el caso concreto de los teléfonos inteligentes, su uso depende en gran parte de su edad. En el caso de los niños de 10, se sitúa en torno al 26%, mientras que, para los de 15 años, se dispara hasta el 90,2%. Asimismo, las niñas destacan por un mayor uso de estos terminales inteligentes, hasta un 8% más.

Estos jovencitos acceden a internet principalmente para sus tareas escolares (92%), jugar online (83%), ver videoclips (75%) o consultar las redes sociales (71%).

Ante esta elevada exposición tecnológica, el estudio recomienda a los padres evitar el uso de estos dispositivos como medio de distracción, apostando por recursos alternativos, con el fin de no fomentar su dependencia en las edades más tempranas.

Los datos de Kelisto pretenden hacer una llamada de atención ante el riesgo de adicción a internet. De hecho, según su estudio, el 1,5% de los menores españoles ya se considera adicto, lo cual implica 60.300 menores españoles. Estos usuarios demuestran síntomas tales como un uso constante y desmesurado de internet, o el descuido de las redes sociales a nivel personal; lo cual puede degenerar en aislamiento y afectar a su rendimiento académico.

Otro dato preocupante es la presencia de estos niños en las redes sociales. Pese a no estar permitido registrar un perfil hasta los 14 años, el 72% de los menores de esa edad afirma tener registrada su propia cuenta en estas plataformas.

De media los niños españoles destinan nada menos que 14 horas semanales a las redes sociales, y tienen una media de 500 amigos online. Esta sociabilidad online puede conllevar el trato con desconocidos en internet. Un hecho que confirma el 63% de los menores encuestados. De hecho, el 45,7% de estos menores afirma haber quedado en persona con alguien a quien conocía únicamente del ámbito virtual.

Asimismo, el cyberbulling está a la orden del día. Afortunadamente, España es uno de los países con menor porcentaje de niños que han sufrido este acoso virtual (4%); un porcentaje que asciende hasta el 16% si se combina a quienes han sufrido acoso tanto online como offline.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo