PuroMarketing

Licenciada en periodismo y con un máster en comunicación. Intento de community manager, apasionada...

Las redes sociales continúan imparables, tanto es así que los currículums de los solicitantes de empleo empiezan a tener más relevancia a través de ellas puesto que es una forma de conocer aspectos distintos del candidato.
Hace apenas unos días se celebró el Día Mundial de Internet y siguiendo esa estela expertos en Recursos Humanos han explicado cómo la tendencia a buscar oportunidades profesionales o bien buscar trabajadores a través de las redes sociales es cada vez mayor.

Através de las redes sociales se puede impresionar a los cazatalentos sin siquiera conocerlos físicamente, simplemente mostrando sus blogs , dotes sociales o incluso número de amigos, elementos que aportan un valor extra a los habituales datos que se ofrecen en un currículum tradicional.

Así, parece que tanto el currículum tradicional como las cartas de recomendación van perdiendo relevancia poco a poco entre los reclutadores, que empiezan a interesarse más por revisar los perfiles de los candidatos en las redes sociales.

Elena Méndez Díaz-Villabella, profesora del IE y directora de enEvolución (red de expertos en recursos humanos), opina que son muchas las ventajas de las redes sociales tanto en el ámbito de la búsqueda de empleo como en el del reclutamiento de trabajadores. Como afirma Día-Villabella, en las entrevistas de trabajo tradicionales se suelen escuchar discursos preparados para impresionar, sin embargo en las redes sociales la información del candidato es espontánea y sincera normalmente.

El clásico Currículum, con la formación y experiencia de los candidatos, empieza a complementarse con el “currículum vitae social”, documento en el que se aportan datos de las redes sociales en las que participa el aspirante, tipo de personas con las que conecta, auténticos intereses, etc...

Pero no todo pueden ser beneficios, dado el alcance de las redes sociales Díaz-Villabella recomienda a los usuarios cautela e inteligencia a la hora de interactuar en Internet puesto que no sólo se pueden conocer las virtudes, también se verán los defectos.

Para Esperanza Suárez, doctora en Sociología e investigadora asociada en IRCO-IESE, las redes sociales permiten a los reclutadores acceder de una forma rápida y sencilla a la búsqueda de talento puesto que la red agiliza las relaciones entre ambas partes. Desde el punto de vista de Suárez el arte de manejar adecuadamente las redes sociales para lograr un empleo o conocer a un candidato adecuado no tiene normas fijas ni tampoco manual de instrucciones sino que se aprende de forma autodidacta tras observar a los demás e interactuar en el mundo 2.0.
Para Suárez esta tendencia es tan necesaria como imparable puesto que las nuevas generaciones que acceden a las empresas son digitales y deben asumir por tanto los valores de la red, tales como participación, horizontalidad, creatividad o transparencia. Lo esencial a la hora de empezar en el 2.0 es primero observar y después participar, eso si´, con una estrategia bien definida.

Licenciada en periodismo y con un máster en comunicación. Intento de community manager, apasionada...