PuroMarketing

Proporcionar una buena atención al cliente figura entre las prioridades de las pequeñas y medianas empresas para este año. Tal como refleja el estudio de Cargo y Toluna, las pymes tienen unas positivas perspectivas de crecimiento para este año. 

Por ello se han hecho el firme propósito de mejorar, y el servicio al cliente es una de las premisas básicas para garantizar el buen funcionamiento del negocio.

Las pymes son conscientes de la importancia de procurar una experiencia satisfactoria a sus clientes. Es una forma efectiva de diferenciarse de su competencia, acercarse a su público objetivo y fomentar una relación estable y duradera. Una necesidad imperante en el caso de las pequeñas organizaciones.

Según el estudio de Cargo y Toluna, el 47,3% de las pequeñas y medianas empresas considera que ofrecer una mala atención al cliente es el error más común; su talón de Aquiles, que además figura como el principal motivo que les ha llevado a cambiar de empresa a la hora de hacer negocios en favor de otras de la competencia (17,3%). Mientras que un 14% hizo lo propio a partir de una mala experiencia.

A la hora de hacer negocios, el 16,7% de estas pymes ha optado por probar otras empresas ante la promesa de disponer de una mejor asistencia, junto con un mejor producto o servicio. 

Asimismo, el resto de razones que llevan a estas empresas a plantearse con quién establecen relaciones comerciales son la posibilidad de probar un nuevo producto que mejorará su negocio (13,3%), junto con los incentivos económicos (5,3%) o el interés por conocer nuevas marcas (4%).

2014 presenta un nuevo escenario para las pequeñas empresas, lleno de nuevos retos y oportunidades, donde es importante establecer sinergias y fructíferas alianzas comerciales. Ante este panorama, es imprescindible que prime la calidad y efectividad en el servicio, como base para generar confianza e impulsar el negocio.