PuroMarketing

Las redes sociales han cambiado mucho cómo los consumidores se comunican entre ellos y también el como lo hacen con las diferentes marcas. Twitter o Facebook se han convertido en los altavoces en los que expresan sus quejas, sus frustraciones y también sus preferencias. Una opinión en social media es un elemento casi que crucial, que puede tener una importancia capital en los demás y que puede modificar sus decisiones de compra.

Pero no solo las redes sociales se han unido a los elementos que todo responsable de marca debe tener en cuenta para llegar al consumidor. También el móvil ha entrado en liza y se ha convertido en un elemento de vital importancia. Los compradores están cada vez más conectados a internet y esperan además que las empresas sean conscientes de ello y consecuentes ante esa realidad.

No se trata ya únicamente de tener una app o permitir que la web corporativa se pueda ver sin problemas en un dispositivo móvil. El cambio tiene que ser mucho más amplio y tiene que tocar al cómo se ofrecen los productos o a los servicios que las compañías dan a sus consumidores. Las ofertas geolocalizadas al milímetro, por ejemplo, han dejado de ser una cuestión a tener en cuenta a futuro para ser un paso a tomar en la inmediata realidad.

Por ello, no es de extrañar que los responsables de las marcas estén cada vez más volcados en estos puntos y en conseguir cumplir con las expectativas de los consumidores. Y así, según los datos del último State of Marketing de Salesforce, las empresas van a subir su inversión tanto en el ámbito del social media como en el de los dispositivos móviles. El gasto en estos terrenos está en la lista de puntos prioritarios de los responsables de las empresas.

Las cifras difieren un poco según cada uno de los sectores. Según las previsiones arrojadas por el estudio, el 70% de los responsables de marca esperan aumentar el gasto en publicidad en redes sociales. Las razones de esta inversión están muy relacionadas con cómo ven a las redes sociales en relación con los productos. Un 64% cree que las redes sociales se han convertido en un elemento crucial para la existencia de productos y servicios. La cifra es además muy importante porque muestra una tendencia al alza con respecto a lo que sucedía el año pasado. En el estudio para 2014, solo el 25% lo veía así.

Todo lo que se hará en móvil

Por lo que respecta al móvil, las marcas están integrándolo cada vez más en sus estrategias de marketing y eso será el principal espacio de preocupación para las compañías. El 68% de las empresas lo están ya haciendo, lo que demuestra también un aumento del interés por parte de los responsables de las compañías si se comparan esas cifras con las que se conseguían en el año precedente. Para 2014, solo el 48% ponía en su lista de prioridades el integrar al móvil en su estrategia de marketing.

Las inversiones en el terreno de lo móvil no se quedarán únicamente ahí. Un 65% espera, por ejemplo, invertir más dinero en crear notificaciones push, que son esos mensajes que avisan en el móvil de que se ha recibido nueva información y que tienen altos ratios de respuesta.

Y, además, muchas de las características asociadas a los dispositivos móviles son las que son consideradas de forma más positiva para el futuro inmediato. Entre las tecnologías que los responsables de marketing consideran que serán más importantes para mejorar la relación con el cliente se encuentran las herramientas analíticas, el software de atención al consumidor pero también las aplicaciones móviles.

Además de gastar más en el ámbito de lo social y en el del mobile, los responsables de marcas se han manifestado también sobre la inversión en general. Y en 2015 aparecen brotes verdes - más o menos - para la industria del marketing: los responsables de marketing de las empresas aseguran que durante este año aumentarán o mantendrán sus presupuestos.