Periodista.
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Una de las claves del éxito de cualquier empresa, independientemente del tamaño que esta tema, es su capacidad de adaptación a los cambios. Una aptitud con la que cuenta Facebook, la compañía liderada por Mark Zuckerberg, que ha sabido amoldarse a los nuevos tiempos que corren de demanda y consumo de vídeo por parte de los usuarios y poco a poco está ganando terreno a YouTube, la hasta ahora hegemónica red social en difusión de este tipo de contenidos.

Es lo que se desprende del último análisis de la compañía Ampere Analysis, en el que se confirma que Facebook es la red social que mayor crecimiento ha experimentado en lo que respecta a la inversión recibida por parte de las marcas en anuncios en vídeo. En este sentido, la compañía responsable del informe sostiene que ahora se abre un nuevo frente de competencia entre las dos redes sociales, al que hay que añadir el duelo que mantienen por constituirse como la plataforma predilecta de los jóvenes.

En concreto, según Ampere Analysis ambas plataformas sociales compiten por erigirse como hegemónicas en lo que a número de usuarios se refiere, pues en el caso de Facebook esta cuenta, en la actualidad, con alrededor de 1.400 millones de seguidores en todo el mundo y en el de YouTube, con 1.300 millones de internautas que se declaran fan de la plataforma.

Un nivel de competencia que para la firma responsable del estudio supone que los consumidores, a partir de ahora, no solo verán más anuncios, sino que también disfrutarán de "una gama más rica de la programación de vídeo". De hecho, como apostilla Zenith Optimedia, el vídeo online está creciendo más rápidamente que cualquier otro soporte de marketing online, ya que la partida de inversión de las empresas ha pasado de representar el 33% en 2014 a un incremento adicional del 29% en 2017.

En el caso concreto de Facebook, los movimientos llevados a cabo por la compañía de Mark Zuckerberg han supuesto que la mayoría de los anunciantes apuesten dar a conocer sus marcas a través de anuncios pre-roll, ya que a partir de estos contenidos las empresas aseguran que sus mensajes son vistos. Por su parte, YouTube se caracteriza por ser una plataforma más flexible, que ofrece a los anunciantes la ama completa de los anuncios de vídeo, los cuales se pueden ejecutar, antes, durante o después de cada contenido de estas características que se muestre.

Sin embargo, el avance de Facebook responde a la diferencia que el uso de los distintos formatos de anuncio por parte de las marcas supone en lo que respecta a los precios que cada una de estas plataformas cobra a los anunciantes. Así, mientras que YouTube cobra al anunciante cuando el anuncio ya ha sido visto, Facebook ejecuta una carga sobre las marcas cuando sus anuncios en vídeo han sido vistos durante al menos tres segundos por los usuarios.

Identificación y sensibilización

En otro orden de asuntos, la investigación también se ha encargado de medir cuáles son los motivos por los que la mayoría de las marcas se decanta ahora por utilizar Facebook como plataforma de difusión de sus anuncios a través del vídeo. En este sentido, llama la atención que los argumentos que estos más esgrimen sean la identificación y la sensibilización por parte de los usuarios.

De hecho, según añade Ampere Analysis, está previsto que distintas organizaciones, como Fox Sports y la Liga Nacional de Fútbol de Estados Unidos, lleven a cabo inversiones en Facebook que pongan en jaque la hegemonía de YouTube en este país.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo