PuroMarketing

El comercio electrónico está asistiendo a la consolidación de los dispositivos móviles como soporte clave para las ventas. Si un estudio reciente de Comscore señalaba que el m-commerce había crecido en solo un trimestre en un 47%, uno aún más próximo de Forrester adelanta previsiones de crecimiento europeas para el ecommerce móvil bastante optimistas para quienes ya están preparados para vender a través de móviles y tabletas.

El estudio de Forrester analiza las proyecciones de futuro del mercado ecommerce europeo, tomando como baremo los países claves dentro del continente (entre ellos España). La previsión de la analista es que en 2018 el m-commerce tendrá ya un papel decisivo en el mercado del comercio electrónico en Europa: el m-commerce supondrá en ese momento el 49% de todas las ventas en comercio electrónico en el Viejo Continente, lo que viene a ser prácticamente la mitad de todo lo que se compre online en Europa en ese momento.

Las cifras no resultan únicamente impresionantes cuando se analizan los porcentajes, también lo son en cuestiones de facturaciones totales. Según las estimaciones de Forrester, el m-commerce moverá en 2018 142.000 millones de euros. De esta cantidad, 28.200 millones de euros llegarán a través de compras cerradas en un smartphone.

Serán, sin embargo, las tabletas quienes hagan mejores cifras y consigan mejores resultados. Según Forrester, las ventas de ecommerce a través del tablet facturarán 113.300 millones de euros en 2018. La traducción en porcentajes de este número en referencia al total de todo el ecommerce europeo en esa fecha demuestra, además, el poder que tendrán estos dispositivos móviles: las compras a través de tabletas serán el 39% de todo lo que se compre entonces online en Europa.

¿Está Europa preparada para el m-commerce?

Las marcas y las tiendas no están aún completamente preparadas para el comercio electrónico móvil, ya que por el momento no están a convertirlo en una prioridad absoluta y principal, como han demostrado diferentes estudios.

Por ejemplo, para esta campaña de Navidad, el m-commerce no ha entrado entre los principales puntos de inversión de las compañías, que han preferido centrarse en redes sociales y campañas de marketing antes de optimizar su tienda móvil. Aunque las empresas no lo han incluido entre los puntos principales a tratar para la campaña, los consumidores, sin embargo, sí se han mostrado muy abiertos a comprar a través de estos terminales y, sobre todo, a emplearlos durante sus compras navideñas.

Pero ¿cómo está el panorama del m-commerce en Europa? Reino Unido es el país más adaptado ya a la revolución del comercio electrónico móvil, según un estudio de idealo, aunque España tampoco está tan mal. Tres de cada cuatro tiendas electrónicas tiene ya una versión para dispositivos móviles.

Compras transfronterizas

El estudio de Forrester no solo ha analizado el impacto del comercio electrónico a través de dispositivos móviles sino que también ha estudiado cómo la ausencia de fronteras físicas en la red impacta en el ecommerce. Los europeos están abiertos a comprar en tiendas online de otros países y, de hecho, las compras fuera del país de origen está subiendo.

Uno de cada cuatro europeos ha comprado fuera de su país a través de internet en los últimos tres meses, según Forrester. Curiosamente, los países que lideran este tipo de compras son España e Italia, ya que al ser sus mercados ecommerce más pequeños que los de otros países europeos, como puede ser Reino Unido, se muestran más receptivos a buscar fuera de casa lo que no tienen en su país.

Los consumidores transfronterizos son, además y de media, de los que más gastan en compras online. La media de consumo en los últimos tres meses de estos compradores está en los 337 euros, frente a los 228 de los otros.