Noticia
Comercio electrónico
Casi el 80% de los consumidores utiliza los buscadores para informarse sobre bienes y servicios
Un informe de la compañía Eskimoz sitúa el e-Commerce en España en el 90% de los usuarios

El comercio electrónico gana terreno en España. Y, con él, la necesidad de las empresas de invertir en el posicionamiento web. El SEO (Search Engine Optimization) ya es una de las áreas donde más dinero destinan las grandes compañías, pues las estadísticas apuntan a una posibilidad de vender un 400% más impulsando la experiencia del usuario.

En España, las cifras de e-Commerce se mueven entre el 80 y el 90% aproximadamente. Según los datos más recientes del ONTSI (2021), un 79,4% de los internautas compraron algo por Internet en 2020, año de la pandemia y cuando más peso cobró el comercio electrónico. Además, un 78,7% de los usuarios se informa en los buscadores sobre los bienes y servicios a consumir, lo que refleja la importancia de un buen posicionamiento en la web.

Por si fuera poco, un informe de AECOC (2021) cifra en el 67% la cantidad de consumidores que compra tanto online como de forma presencial. Por ello, los expertos coinciden en la compatibilidad de ambos canales, pero la cada vez más importancia del online.

“Un buen posicionamiento en la web es como tener una tienda en la mejor calle de Madrid o Barcelona. Supone mayor visibilidad, mayor imagen de marca y mayor oportunidad para generar ingresos”, asegura Maxence Marius, director general en España de la agencia Eskimoz. “Nuestros cálculos sitúan en cerca del 90% la cifra de e-Commerce que hay en España, hay una clara tendencia al alza desde la pandemia”, subraya.

El comercio en tiendas físicas sigue estando por delante del de las tiendas online. En su mayoría, porque se prima el trato personal. “Comprar online te facilita muchas cosas como la accesibilidad o la rapidez, pero la mayoría de los consumidores dan mucha preferencia al trato personal con los trabajadores de la tienda”, contextualiza Marius.

Sin embargo, el hecho de comprar presencialmente no resta relevancia a tener una buena posición en la web. Más de 80% busca en Internet información sobre el producto que va a comprar, el 80% compra online por comodidad y casi el 50% lo hace por simple rapidez, según los datos del ONTSI.

A su vez, más de la mitad de los consumidores que compra online descubre las tiendas en las que compra gracias a los buscadores, superando el poder de visibilidad de las redes sociales, de la publicidad en la calle y hasta de los anuncios de televisión, según el Estudio Anual de Conversión de Negocios Digitales 2022.

“Cerca del 30% de las empresas españolas ya venden online o tienen algún tipo de presencia en la web. En los próximos años se avecina una gran digitalización en todos los sectores y eso acrecentará la importancia de tener una buena visibilidad en los buscadores”, asegura el experto.

Un buen posicionamiento, de hecho, puede mejorar en un 400% las ventas. Según los datos obtenidos por la compañía Forrester, invertir en mejorar la experiencia del usuario aumenta en ese porcentaje la capacidad de ventas. “El SEO incluye un diseño intuitivo, una navegación sencilla para el usuario y toda una experiencia que mantenga cuanto más tiempo y más activo mejor a la persona que está dentro”, recalca el director general de Eskimoz España.

Durante los próximos ocho años, Europa estará enmarcada en la conocida como Brújula Digital. Entre otros aspectos se espera que el 75% de las empresas utilice big data o Inteligencia Artificial. Un proceso de digitalización que se va extendiendo entre las compañías, sin importar su tamaño, y que será necesario en un futuro muy cercano.