Tendencias
Así es la Generación Z: Lo que quiere comprar y lo que usan los adolescentes 
El marketing para la Generación Z no puede reciclar lo que ha aprendido de los millennials, sino que debe entender qué los hace únicos
Publicado por Redacción

A la hora de hacer marketing, los marketeros deben perfilar muy bien qué emplean para conectar con sus consumidores deseados. Esto implica, en el caso de los adolescentes, aprender nuevas lecciones. Como ya les pasó con los millennials una década atrás, ahora los marketeros necesitan comprender de nuevo qué quiere la juventud.

La Generación Z, los nacidos entre finales de los 90 y finales de los 2000, se mueven entre la adolescencia y la más temprana edad adulta y tienen expectativas completamente nuevas de lo que desean de las marcas.

Uno de los últimos estudios sobre los intereses de los Z viene del banco de inversión Piper Sandler, que ha usado como muestra a los adolescentes estadounidenses (nacidos en este caso concreto entre 1997 y 2012). Sus conclusiones dejan claro que no son una revisión de los millennials, sino una generación nueva con prioridades diferentes. Los marketeros deben tener en cuenta ciertos puntos clave para llegar a ellos.

Dispositivos y tecnología

¿Cuál es el destino favorito de los adolescentes en las redes sociales? No sorprende descubrir que es TikTok. La red social que se ha convertido en ubicua en las listas sobre tendencias en redes sociales y que se ha conectado de forma muy potente con todo lo adolescente tenía que encabezar la lista. El 33% de los adolescentes asegura que es su red social favorita, adelantando a Snapchat (31%) y a Instagram (22%).

Igualmente, también hay favoritismos sobre qué dispositivos emplean para acceder a esas redes sociales y apps. Los adolescentes tienen smartphones, pero no todos son un objeto de deseo igual. Si quieres molar, necesitas un iPhone. El 87% de los adolescentes se decanta por ese smartphone.

El bluf del metaverso

Puede que el hype del metaverso esté por todas partes, pero si se hace caso a lo que los adolescentes piensan se debería pronosticar que va a ser un fracaso. Solo una cuarta parte tiene dispositivos de realidad virtual, pero aún así solo un 5% los usa de forma diaria. En lo que respecta al metaverso de forma específica, el 48% de los adolescentes ni sabe qué es ni le interesa.

¿La muerte del efectivo?

La muerte del efectivo ha sido una de esas realidades que se han ido anunciando una y otra vez. Siempre se señala a algún país nórdico que está trabajando para eliminarlo y ahora se añade todo lo que pasó con los patrones de uso de dinero durante la pandemia. Aunque los adolescentes son muy modernos y usan apps de pago, tampoco es que estén decididos a enterrar para siempre al dinero de toda la vida. El efectivo no ha muerto.

Un 89% de los adolescentes reconoce que ha pagado algo en efectivo en el último mes (un 83% eran en la edición del año anterior), apuntando que lo emplean de forma más frecuente para pagar cenas o para compras.

Las cosas que les gustan

En patrones de gasto, la comida vuelve a ser una de las cosas que más protagonizan sus desembolsos. El 22% del dinero que se gastan se va a cosas de comer, lo que denota una cierta vuelta a la normalidad (comer, comen fuera de sus casas).

No es la única cosa en la que quieren gastar dinero. A los adolescentes les gusta el athleisure y las marcas con esta estética ganan peso e interés. Nike es, de hecho, su marca de moda favorita.

También gastan dinero en cuidarse la piel. Es su prioridad en gasto de cosmética y belleza. Cómo se cuidan la piel es también interesante por lo que dice sobre consumo sostenible. La mayoría de los consumidores adolescentes lee la etiqueta de estos productos: un 88% está dispuesto a pagar más por productos "limpios" y un 58% más por aquellos que aseguran que están basados en ciencia.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!