PuroMarketing

La crisis de reputación que ha vivido esta semana Carlos Sobera, el popular presentador de televisión, puede emplearse como baremo para comprender el estado de las cosas en lo que a publicidad del juego online y en lo que a la percepción que el público empieza a tener de ella se refiere.

Sobera es la imagen de una casa de apuestas online, aunque también es imagen - de forma paralela y sin relación una cosa con otra - de una compañía de microcréditos. Su doble presencia publicitaria sirvió para que los tuiteros lanzasen unos cuantos tuits de denuncia (un anuncio apuntaba hacia dónde acababan los consumidores, señalaban los tuits), algo a lo que el propio Sobera no respondió muy bien.

Sobera no es el único que anuncia casas de juego online. De hecho, la horquilla de caras conocidas que han participado en publicidad de casas de apuestas y juegos online es muy amplia y muy variada.

Rafa Nadal ha sido la imagen publicitaria de Pockerstars y Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban han participado en anuncios de YoBingo, por poner ejemplos de dos nichos diferentes de mercado. Hasta se puede hacer un perfil (PlayGround lo hacía no hace mucho) sobre la relación de los raperos españoles con la publicidad de las casas de apuestas.

Por supuesto, todas estas caras conocidas pueden anunciar lo que quieran y unir su marca personal a las marcas y a las empresas que les apetezca. Que los famosos anuncien cosas es una constante y una recurrente desde hace décadas y siglos. Cualquiera puede remontarse en las hemerotecas para encontrar productos de tal y tal marca y tal y tal sector que venían con el sello de garantía y de recomendación de una cara popular.

Lo que ha cambiado en los últimos tiempos es que cada vez más los consumidores sienten que los famosos son más responsables de las cosas que anuncian y del mercado en el que ese producto se mueve. Si el producto o la marca tienen una imagen cuestionable o se mueven en un entorno complicado, el famoso que le pone cara y voz a sus anuncios se verá arrastrado por esa imagen y ese entorno.

La publicidad del juego online: mucho dinero y mucho crecimiento

Y eso es lo que ocurre con la publicidad del juego online. El sector no es nuevo y lleva muchos años presente, anunciándose de forma habitual. Sin embargo, en los últimos tiempos, su presencia en la publicidad se ha empezado a ver de un modo cada vez más crítico, tanto a nivel político como a nivel ciudadano.

Posiblemente, su presencia cada vez mayor en las pausas publicitarias y en los entornos de las marcas ha hecho que se sea cada vez más consciente del estado de las cosas. El 75% de los equipos españoles de fútbol tiene entre sus patrocinadores a una casa de apuestas online y su presencia en el marketing deportivo y en la publicidad vinculada a estos eventos es considerable. Algunas estadísticas apuntan que el 20% del tiempo de anuncios de los partidos de fútbol se va a anuncios de apuestas online.

En la última comparativa interanual trimestral de gasto publicitario, las casas de apuestas estaban gastando un 55% más de dinero en publicidad de lo que lo habían hecho en el mismo período del año pasado. Si la publicidad de estas casas de apuestas desapareciese de los medios (como hay quienes quieren que ocurra), solo la prensa deportiva perdería 133 millones de euros al año.

Por tanto, son muchos los que viven de la publicidad de las casas de apuestas online y son muchos los que están enredados de una manera o de otra en la madeja publicitaria que esta ha ido tejiendo.

La visión crítica y por qué hay quienes quieren que desaparezca

Pero igual que hay quienes se podría decir que viven de este tipo de anuncios, también hay quienes ven cada vez de una manera más crítica la publicidad de apuestas deportivas y su impacto en los consumidores.

Italia, a pesar de las protestas de los clubs de fútbol (que perderán 100 millones de euros con el movimiento), se ha convertido ya en el primer país europeo en vetar la publicidad de las casas de apuestas. "Creo que esta es una industria que se ha vuelto demasiado grande a costa de la salud y la dignidad de la gente: vamos a reducirla", explicaba entonces el ministro italiano responsable de la medida. Italia concluía que estos anuncios eran la clave de los problemas de ludopatía crecientes de los italianos y su impacto tanto en la economía de las familias como en la del sistema sanitario.

En España, las negociaciones políticas también van en esa línea. El Gobierno y Unidos Podemos han llegado a un acuerdo para regular la publicidad de las casas de juego online, que estaría sometida a restricciones similares a las que limitan la publicidad del tabaco.

Según las conclusiones que apuntan en el acuerdo, como publica EP, apuntan que han crecido las opciones de juego y que estas están usando "publicidad muy agresivas vinculadas a la imagen de personas famosas, habitualmente deportistas de éxito, o a bonos de acceso gratuitos". Sus anuncios serían un gancho, por tanto, difícil de escapar.

En algunas comunidades autónomas hay quienes ya hacen presión para que la publicidad institucional desaparezca de aquellos medios que acepten este tipo de publicidad y la sirvan en formatos y en horarios accesibles a menores.