PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Las casas de apuestas se han convertido en uno de los negocios más polémicos de los últimos años. La actividad de estas empresas ha ido en aumento y se han instalado de forma notable en aquellos barrios con rentas más bajas, lo que ha llevado a que aumenten las críticas contra ellas (los vecinos los acusan de ir a por una población especialmente vulnerable frente a sus reclamos). Mientras aumentan tanto su presencia como las voces críticas contra ellas, también crece la presión contra aquellos que de forma transversal acaban implicados en este negocio. Es lo que ocurre con la publicidad, contra la que cada vez se están alzando más voces críticas y contra la que la presión ciudadana ya ha empujado a tomar medidas.

Es lo que ocurrió este fin de semana con la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid. Un conductor de la compañía tuiteaba, desde su cuenta personal, contra la campaña que acababa de aparecer en los autobuses de la red, que promocionaba una casa de apuestas online. El tuit apareció el viernes y se fue haciendo progresivamente popular, para ser amplificado el sábado con otro de la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre. El tema se viralizó en redes sociales y ese mismo sábado la EMT anunció que iba a retirar la campaña. La retirada, explicaban también ellos en un tuit, iba a ser por "considerarla inadecuada".

Este movimiento es el más reciente, pero no el único que han protagonizado los anuncios de las casas de apuestas, tanto online como offline. Justo hace ahora poco más de un año, Carlos Sobera, el presentador de televisión, protagonizaba una crisis de reputación tras un intercambio de tuits por su presencia en las campañas publicitarias de una casa de apuestas y de una compañía de microcréditos.

Un año después, eso sí, Sobera ha dejado de ser la cara de una casa de apuestas online por "una cuestión de sensibilidad". "Tampoco a uno le apetece hacer publicidad que provoca controversia y ésta la está provocando. Creo que lo mejor es que se aclare el panorama legal en esta cuestión y nosotros, los comunicadores, nos lo plantearemos después", explicaba hace unas semanas el presentador a El Español.

Su aparición, y las críticas que despertó, sirvieron como pistoletazo de salida para estudiar la presencia de caras famosas en estos anuncios.

Los nombres de la publicidad de casas de apuestas

Al fin y al cabo, Sobera no había sido el único. En los años anteriores, Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban habían sido los rostros de YoBingo, Rafa Nadal el de PocketStars o varios raperos españoles habían aparecido en campañas. Y tuitstars como DiosTuitero o Norcoreano habían participado en campañas en social media.

Y, por supuesto, las casas de apuestas estaban cada vez más presentes en el mundo del fútbol y los deportes de masas. En noviembre de 2018, el 75% de los equipos españoles de fútbol tenía a una casa de apuestas como patrocinadora y el 20% del tiempo de anuncios en fútbol se iba a ellas. De hecho, entonces se hablaba de un cambio legal que limitaría la publicidad de las casas de apuestas. Que entrase en vigor hubiese tenido un impacto abrumador en la industria de los deportes.

La presencia de deportistas podría tener, eso sí, los días contados. El nuevo código de conducta de la industria, creado a petición de la Asociación Española del Juego Digital (Jdigital), señala que los deportistas en activo no podrán participar en los anuncios de las casas de apuestas. La industria también ha limitado el uso de famosos menores de 25 años en sus anuncios o de aquellos que participen en espacios infantiles.

Este último punto es especialmente destacable porque las casas de apuestas han empezado a estar muy presentes en los contenidos publicitarios de los youtubers, influencers que tienen un impacto directo sobre los consumidores más jóvenes. Una estimación de El Confidencial de hace unas semanas apuntaba que decenas de youtubers españoles de todos los tamaños estaban haciendo promoción de casas de apuestas en al red.

Muchos de esos vídeos habían desaparecido, eliminados directamente por YouTube, después de que una investigación de Radio Renascença, un medio portugués, hiciese visible el problema. Los youtubers no solo estaban promocionando juego online, sino que lo hacían de casas de apuestas que no tenían licencia para operar en Europa, como señalaba el medio luso.

Una estimación de abril de este año señalaba que la inversión en marketing y publicidad de las casas de apuestas había aumentado en el último año. En 2018, se habían gastado 300 millones de euros en diferentes acciones de marketing y publicitarias.

En la campaña de las últimas elecciones generales, los partidos políticos ya incluyeron la regulación de la publicidad de las casas de apuestas en sus propuestas. En varios países europeos ya se han creado leyes más restrictivas para la publicidad de casas de apuestas.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo