Publicidad
Ni los famosos ni los influencers podrán anunciar comida o bebida a los niños
La normativa limita qué se puede hacer en horario infantil en todos los canales de contenidos
Publicado por Redacción

El todo vale para los influencers tiene los días contados. Además de los diferentes acuerdos dentro de la industria que limitan qué pueden hacer y cómo, los influencers están también en el epicentro de los planes normativos, especialmente aquellos que tienen en cuenta su poder entre los públicos más sensibles. Los planes para regular la publicidad de comida basura y poco saludable del ministerio de Consumo tocan ahora también a las acciones que hacen los influencers.

Igual que ha limitado el cómo se puede anunciar el juego online y las apuestas y quiénes pueden aparecer en esos anuncios, el Ministerio de Consumo planea hacer lo mismo con la comida basura y poco saludable. El Real Decreto que lo regulará - que está pasando ahora por el proceso de consulta pública - quiere prohibir que las personas famosas publiciten comida y bebida a menores de edad. Esto implica también a los influencers.

"Se prohíbe la aparición en las comunicaciones comerciales sometidas a este real decreto de madres o padres, educadores, docentes, profesionales de programas infantiles, deportistas, artistas, influencers, personas o personajes de relevancia o notoriedad pública, sean estos reales o de ficción, que por su trayectoria sean susceptibles de constituir un modelo o ejemplo para las personas menores de edad", señala el Real Decreto, tal y como recoge eldiario.es.

Cualquier producto de alimentación tendrá que cumplir esta normativa, lo que hace que todos desaparezcan de un plumazo de las posibilidades publicitarias.

Qué cambiará la norma

La norma prohíbe hacer publicidad en general a los menores de cinco tipos de productos. Todos encajan en categorías diferentes, pero al final se puede decir que no se podrán anunciar chocolates, galletas, postres, zumos, helados o dulces, que tendrán que desaparecer del horario infantil. Esto ocurrirá en televisión, pero también en internet o en los demás medios tradicionales.

Para los influencers, que hasta ahora se habían quedado un poco al margen de las normativas (que marcan muy claro qué se puede hacer o no en televisión pero, dado que son anteriores al boom de la red, no tanto lo que ocurre en esta) y que ahora tendrán que respetar también las pautas de comportamiento que se exigen en la publicidad en otras áreas.

Y esto es un problema para influencers y para anunciantes, porque la presencia de este tipo de productos en sus contenidos es muy elevada. Solo hay que visualizar cuántos de estos productos se cuelan en las acciones de un influencer famoso para verlo. El Periódico de España lo hizo con los contenidos de Ibai Llanos y sus conclusiones apuntan a que existe un "idilio" entre uno y otras. Sus colaboraciones publicitarias estaban llenas de acuerdos con marcas de pizza, snacks y similares.

De dónde viene la norma

La acción del Ministerio de Consumo forma parte de los planes para luchar contra la obesidad infantil y para mejorar la salud de esta población diana, especialmente porque los efectos de lo que ocurre durante la infancia afectan también en la edad adulta.

Es en este sentido por el que se ha estado trabajando ya en medidas contra el azúcar. Encaja, además, con un clima general en las administraciones públicas, que están legislando para penalizar el consumo de azúcar y cambiar qué se puede hacer en el mercado publicitario en relación a estos productos.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!