PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La seguridad y la privacidad son dos temas que cada vez generan más preocupación entre los consumidores. Y es que cada vez son más conscientes de los riesgos y del mal uso que se le pueden dar a sus datos, y por lo tanto, más reacios a compartirlos. Hasta el punto de que el 36% de los usuarios de móviles no se bajan y usan más apps debido precisamente a sus preocupaciones sobre la privacidad de sus datos personales. Así lo ha desvelado el tercer informe anual sobre la confianza del consumidor de MEF.

También revela que más de la mitad de los usuarios (el 52%) ha borrado apps en alguna ocasión por temas relacionados con la seguridad de los datos y el 38% ha dejado de usar varias apps por la misma razón. Un 25% incluso lleva las cosas más lejos y además de borrar las apps que piden demasiados datos personales, alerta a sus amigos y conocidos y deja reviews negativas online.

Tal es el nivel de preocupación sobre la protección de los datos, que casi la mitad de usuarios (el 47%) estaría dispuesto a pagar un extra a cambio de que le garantizasen que los datos recogidos por la app no podrían ser compartidos con terceros de ningún tipo. Comprendido en ese 47%, hay un 17% que incluso estaría dispuesto a pagar un sobreprecio de más del 10% en la app por esta cuestión.

Y es que cada vez los consumidores son más reacios a compartir sus datos: si en 2013 un 21% de los encuestados se sentían tranquilos compartiendo sus datos personales con la app, en 2015 la cifra cayó significativamente hasta un 6%. 4 de cada 10 encuestados de esta última edición se definían a sí mismos como "reacios a compartir".

Como explica un colaborador del informe: "Debemos cooperar como industria para ir más allá de ser simplemente "suficientemente buenos" en proteger a nuestros clientes. La transparencia y la educación tienen que ir de la mano con un compromiso amplio de la industria para establecer y mantener unos principios centrados en el consumidor. La gente no debería tener que "vender" su privacidad y seguridad para poder beneficiarse de los servicios basados en datos que están disponibles ahora o que lo estarán en los próximos años, y es nuestra responsabilidad crear un correcto horizonte de futuro".

Al 40% de los usuarios móviles les preocupa compartir los datos de localización

Otro estudio reciente de SkyHook Wireless arrojaba resultados muy semejantes y mostraba una situación paradójica: mientras la mayoría de los consumidores (el 83%) consideran los servicios de localización claves para una app móvil, 4 de cada 10 también tienen serias dudas sobre si compartir sus datos de localización, debido principalmente a preocupaciones relacionadas con la privacidad de los datos.

Aún así, 6 de cada 10 usuarios sí utilizan los servicios basados en localización y un cuarto quiere recibir notificaciones de ofertas de negocios cercanos. Pero en los que están de acuerdo casi todos es en que quieren saber exactamente de qué les va a servir el haberlos compartido: el 49% espera que la localización sea apropiada, y el 47% quiere recibir contenidos específicos relacionados con dicha localización.

Desde Skyhook Wireless recomendaban informar a los usuarios exactamente del valor que estos servicios aportan a su experiencia con las apps, pero también de la forma en la que el tema de la privacidad sería manejado.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo