PuroMarketing

Los fraudes en la industria de la publicidad de aplicaciones son un problema real y cada vez mayor. Así lo ponen de manifiesto los datos del estudio presentado por AppsFlyer, basado en el monitoreo de 10 mil millones de instalaciones y 6 mil aplicaciones que comprueba esta nueva realidad.

La compañía constató que los profesionales de marketing fueron expuestos a pérdidas por fraude de anuncios de aplicaciones móviles en un rango de US$ 700 a US$ 800 millones, durante el primer trimestre de 2018. Se trata de un aumento del 30% con relación al año anterior. Para tener una idea, el 11,5% de las instalaciones de aplicaciones generada por publicidad paga son falsas, es decir, de cada 1000 instalaciones de una aplicación, 115 son falsas.

Los fraudes dirigidos a profesionales de marketing de aplicaciones móviles están evolucionando más rápido que nunca. Lo que antes los defraudadores tardaban seis meses en desarrollar, ahora pueden hacerlo en semanas e incluso días, y cuando se trata de fraudes móviles, ningún anunciante, app exchange o red de publicidad está inmune. Esto incluye los proveedores más grandes y más confiables. Todos en la industria están lidiando con spam de clics, dispositivos hiperactivos y otras formas de fraude.

Las aplicaciones de compras son las más afectadas por el fraude, ya que son las que generan mayor volumen de anuncios y resultado de conversión. En esta vertical, se pagaron a nivel global más de US$ 275 millones a clics falsos. La categoría juegos viene justo detrás, con US$ 103 millones en pérdidas. Las aplicaciones de viajes ocupan el cuarto lugar, con US$ 65 millones de dólares perdidos por el fraude.

Estados Unidos es el país más afectado por este tipo de fraude, perdiendo US$ 98 millones en el primer trimestre del año, un aumento del 30% contra el mismo período del año pasado. En América Latina, en tanto, Brasil perdió US$ 15 millones (ocupa el sexto lugar en el ranking de países), México US$ 6 millones y Argentina US$ 3.5 millones. Otros estudios complementan y corroboran este escenario. Los datos publicados por el Wall Street Journal sobre la base de un estudio realizado por Adobe en miles de sitios web, sugiere que el 28% del tráfico analizado mostraba una fuerte señal de ser "no humano", sugiriendo que este tráfico podría provenir de bots y granjas de clics.