PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Como me decía una ciudadana haciendo balance de lo que había sido hasta el momento el confinamiento por el coronavirus, estaban siendo días de hornear postres y jugar a ciertos juegos online. En las primeras semanas del cierre, tanto ella como su círculo más cercano de Whatsapp se habían instalado unas cuantas apps de juegos móviles. Todo empezó con la app del parchís, un hit en las recomendaciones vía mensajería, y siguió con otras aplicaciones de juegos con las que llenar las horas durante el confinamiento, aplicaciones que permiten jugar en línea.

Y lo cierto es que el comportamiento está lejos de ser extraño o poco habitual, más bien todo lo contrario. Si los medios y los servicios de streaming se están llevando grandes cifras de tiempos de consumo de contenidos, las aplicaciones móviles están siendo las otras grandes ganadoras. Las apps de mensajería y que permiten hacer videollamadas, como Zoom, han vivido un momento de pico de uso, pero también lo están haciendo los juegos online y las aplicaciones que permiten conectar con los demás.

Los datos del mercado lo dejan claro: según el último estudio de App Annie, los confinamientos por el coronavirus han ido ampliando sus tiempos de uso de aplicaciones móviles, confirmando una tendencia que ya había empezado en los meses precedentes. Antes se estaba usando más las apps móviles y ahora, en medio del confinamiento por la pandemia, el móvil ha adquirido un papel mucho más protagonista.

Un 20% más de tiempo en apps

El tiempo mundial de uso en horas de las apps de gaming y de no-gaming subió en un 20% interanual en el primer trimestre de 2020 (los datos se basan en uso de apps en Android). Los datos de los países que se vieron afectados primero por el virus confirman la tendencia al alza vinculada al coronavirus.

En China, el crecimiento fue del 30% y el uso de apps subió a las 5 horas al día. En Italia, lo hizo en el trimestre en un 11%. Si se comparan las cosas no de forma anual sino intertrimestral se nota todavía más el auge. En el primer trimestre de 2020 se usaron las apps un 30% más en Italia, un 10% en Alemania y un 15% más en Francia de lo que se hacía en el cuarto trimestre de 2019.

Más tiempo, más gasto

Por supuesto, el crecimiento del tiempo de uso también implica cambios en otras áreas. Los usuarios están gastando más dinero en sus aplicaciones móviles. El gasto en app se posicionó en el primer trimestre de 2020 en los 23.400 millones de dólares. Esto hace que el primer trimestre del año se haya convertido en el que ha tenido un gasto en apps más elevado jamás registrado.

Los internautas también se están descargando más apps. Durante el primer trimestre del año, las descargas de nuevas apps subieron frente al último trimestre de 2019 en un 15%, alcanzando las 31.000 millones de nuevas descargas. Solo en Google Play se descargaron 22.500 millones de apps.

Lo que más se descarga son apps de las categorías de juegos, herramientas y entretenimiento. Aun así, las apps de salud&fitness, educación y negocios han registrado grandes crecimientos. Respectivamente, las descargas subieron en un 40, 35 y 30%.

Esto supone un renovado interés en el mercado app y buenas noticias para sus desarrolladores, pero también implica un cambio en lo que se hace en el universo móvil y una modificación en la estrategia de marketing y publicidad digitales. Si los consumidores pasan más tiempo en las apps y se están entregando a los juegos y servicios que ofrecen, los anunciantes deben tenerlo en cuenta y los marketeros tienen que integrarlo en su estrategia.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo