Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
159 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Prueba Lowpost ahora, te creamos el contenido de calidad que necesitas
  • Fórmate en SEO, SEM, Analítica Web, Community Manager y Content Curator y crea tu propio proyecto
  • En Selligent te explicamos cómo aumentar fácilmente el ROI con el marketing basado en datos
  • PuroMarketing - Marketing, Publicidad, Negocios y Social Media en Español

    El Marketing Viral como estrategia para captar la atención y generar expectación ha proliferado convirtiéndose en una tendencia en auge ya habitual. Sin embargo más allá de su base fundamental como reclamo publicitario surge un nuevo aspecto asociado a este tipo de acciones que podrían derivar en efectos colaterales inesperados.

    Internet ha sido sin duda un "medio conductor" ideal para la propagación de este tipo de campañas, mensajes y acciones virales que en ocasiones han pasado de la expectación y revuelo a la alarma social e incluso a convertirse en una verdadera "preocupación" transitoria. Y decimos transitoria por que finalmente, siempre se descubren sus estresijos, objetivos y la verdadera finalidad de las mismas. Pero hasta entonces, sus efectos mantienen el "caos" en forma de una "transmisión vírica" que en ocasiones se propaga de forma rápida e imparable.

    El objetivo fundamental para causar expectación requiere sin duda que el mensaje viral reuna algunos elementos indispensables. Entre ellos los aspectos que conllevan a despertar nuestro verdadero interés y todo tipo de sentimientos atraídos por un falso echo o acontecimiento insólito o expectante.

    No están escritas ni definidas las barreras morales ni los límites que no deberían sobrepasarse cuando se pretende generar esa gran expectación recurriendo al marketing viral. Sin embargo en ocasiones, los efectos generados han provocado verdaderas psicosis y pánicos inducidos con mensajes y acciones que han superado la verdadera realidad atacando directamente a la conciencia colectiva.

    La primera evidencia de ello se remonta hasta el año 1938, cuando Orson Wells transmitió por radio la noticia de una supuesta invasión alienígena, que en realidad correspondía a la narración de una adaptación de La Guerra de los Mundos, que provocó un verdadero pánico entre más de un millón de personas.  

    Décadas más tarde, un 17 de noviembre del 2009 otro caso similar se producía en Italia tras la divulgación por parte de algunos medios de la aparición de un OVNI sobrevolando la localidad de Cagliari, provocando el pánico entre más de 2000 personas y lo más curioso, detectándose más de 70 casos de personas que aseguraban haber sido testigos de aquel "suceso inexistente" que finalmente correspodió a una agresiva campaña de marketing viral.

    De forma similar, saltaba a la palestra de los medios informativos el testimonio de una embarcación gallega que logro la filmación de un supuesto OVNI en alta mar. El video generó sin lugar a dudas un gran revuelo y expetación debido en parte a su difusión como un verdadero suceso que finalmente fue desmentido, explicando sus entresijos y producción.

    Las fórmulas para generar este tipo de efectos son múltiples y no se reducen a la simple difusión de mensajes radiofónicos o grabaciones de video. En E.E.UU, el pasado año 2009, los responsables de la promoción del film "Distrito 9" idearon una campaña viral totalmente insólita e innovadora que consitió en la distribución y colocación de carteles que advertían de la presencia de alienígenas, reclamando la denuncia de indicios o sospechas por parte de los humanos. Tras este "llamamiento popular",  se recibieron más de 33.000 llamadas y más de 2.500 mensajes alertando de la presencia de este tipo de seres.

    Cada uno de estos casos no dejan de ser meros ejemplos que demuentran el verdadero potencial e impacto que puede llegar a generarse a través de las acciones de marketing viral bien elaboradas y planificadas.

    Ante ello solo podemos recomendarle que controle su pánico y expectación, y como bien decía el popular mago mentalista Anthony Blake, "Recuerden... no le den más vueltas, todo lo que han visto, ha sido producto de su imaginación".

    Gestiona clientes y ventas con un CRM fácil pensado para PyMEs. Integrado con tus herramientas favoritas
  • Comentarios (3)
    • Jorge
      Publicado hace 6 años
      En muchos casos se está primando la "generación de ruido" sobre la estrategia de marca, y a menudo un "viral" no alineado con dicha estrategia en lugar de generar valor lo destruye afectado a la reputación de la empresa. Algo así le pasó a Tele2 en Letonia, si tenéis interés podeis ampliar información en el enlace
      0 Valora este comentario Responder
    • luis noa melo
      Publicado hace 6 años
      no hay limites ni barreras, pero hay que considerar el comentario de jorge con el cual estoy de acuerdo. Asi mismo creo que una perfecta accion de marketing viral es la que se da a conocer con un camuflaje que lo hace creible, real. Algo que parece natural. Es decir el objetivo es impactar positivamnete y vender mas con ideas que no sean muy artificiales. luis noa melo. marketing lima peru
      0 Valora este comentario Responder
    • Eric Ayala
      Publicado hace 6 años
      Vean la campaña de esta banda llamada Nine Inch Nails: es.wikipedia.org/wiki/Year_Zero
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios