PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La estrategia en redes sociales de Apple pasa por estar presente, pero a primera vista no hacer nada. Sus perfiles no están lanzando contenidos, no están intentando ganarse el engagement de los consumidores y no están intentando crear comunidad. Simplemente están.

Pero eso es solo lo que se ve a primera vista. Apple sí está usando las redes sociales para conectar con sus audiencias, pero lo hace a través de los dark posts, publicaciones que solo ven grupos limitados de usuarios. Apple targetea muy bien a quién llegan los mensajes, que lanza como publicaciones patrocinadas.

Los dark posts, de los que Apple es un ejemplo de uso, aparecieron hace unos años y han ido aumentando su tirón desde entonces. La idea detrás de ellos era clara. En vez de llegar a audiencias masivas y en lugar de posicionar los contenidos para que alcancen a todos los consumidores o al mayor número posible de usuarios, los dark posts juegan con lo selectivo. Escogen muy bien qué dicen y seleccionan también muy bien a quién ese mensaje llega.

La idea detrás de esta estrategia está llegando ahora más lejos: se ha organizado una estrategia general de marketing partiendo del mismo principio. El dark marketing tampoco quiere llegar a audiencias millonarias, sino a las que le interesan con mensajes muy escogidos y muy centrados en ese nicho de mercado.

La esencia del dark marketing

Como explica a BizReport un experto en la materia, el dark marketing es un "nuevo fenómeno" que se centra en hacer un marketing ultrasegmentado e hipercustomizado. Los responsables de marketing seleccionan toda la información posible disponible sobre los consumidores, información que muchas veces ellos mismos comparten en la red, y a partir de ahí crean mensajes que llegarán a audiencias muy limitada y que estarán vinculados de forma muy directa con la experiencia vital de quienes la reciben. Son mensajes muy específicos, que solo funcionarán con ese nicho concreto de la audiencia.

Por supuesto, el resto de los consumidores nunca se cruzarán con ellos (pero tampoco de entrada las otras marcas y empresas: como explica el analista son un punto ciego para la competencia). En redes sociales son ya muy populares. Según los datos de este experto, son ya el 90% de los anuncios en Twitter, el 85% de los de Facebook y el 60% de YouTube.

Para las marcas, el formato es muy beneficioso, más allá de que vayan solo a un nicho concreto. Con este movimiento consiguen una mayor eficiencia de recursos, ya que no están despilfarrando su inversión simplemente lanzando el mensaje a todo el mundo posible, y una mayor eficacia, ya que es más probable que conecten con la audiencia y que, de ese modo, el anuncio se convierta en una reacción al producto y a la marca.

Las claves de una campaña de dark marketing

Para triunfar en el dark marketing, no solo hay que comprender cómo funciona y qué implica, sino también tener en cuenta ciertas reglas de actuación que tendrán que marcar la agenda, como recuerda una experta en Forbes. De entrada, el dark marketing requiere mucha rapidez. Hay que ser muy rápidos a la hora de encontrar los nichos y los mensajes y a la hora de lanzarlos.

Para continuar, hay que ser muy eficiente en segmentado. Si no se hacen bien los deberes a la hora de crear el target, se habrá perdido todo el potencial del dark marketing y su efectividad. Además del mensaje adecuado en el momento oportuno, hay que tener el segmento justo.

Y, finalmente, es importante hacer tests A/B, para probar las diferentes variables y qué es lo que mejor funciona. Como recuerda la experta, dada la naturaleza del dark marketing, hacer esas pruebas es mucho más sencillo que en el marketing tradicional.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo