Artículo
Consumidores
La revolución de los smartphones está evolucionando la forma en que los consumidores abordan sus compras y pagos
El 80% de los compradores españoles quiere prescindir de las tarjetas de plástico en el futuro

Un estudio internacional de Klarna muestra que la revolución de los dispositivos móviles está cambiando rápidamente la forma en que los consumidores compran, tanto online como en tienda física

Un nuevo estudio llevado a cabo por Klarna, demuestra hasta qué punto la revolución de los smartphones está evolucionando la forma en que los consumidores abordan sus compras. El Informe de Compras Móviles 2021 de Klarna encuestó a más de 13.000 consumidores en 13 países para comprender cómo los hábitos de compra de los consumidores están cambiando gracias a los dispositivos móviles, qué está impulsando esta adopción y cómo las iniciativas emergentes en mobile shopping pueden convertirse en tendencia.

Los pagos digitales le ganan terreno a la tarjeta tradicional

Las tarjetas virtuales se están convirtiendo en un método de pago más popular para pagar online. El 50% de los usuarios lo considera una alternativa más cómoda y segura que sus equivalentes físicos, ya que minimizan el riesgo de fraude (45%), lo que indica una fuerte adopción en el futuro a medida que la tecnología esté cada vez más implementada.

Vuelta a las tiendas físicas, con la omnicanalidad presente en la experiencia de usuario

A medida que los consumidores vuelven a comprar en las tiendas física, la encuesta de Klarna analizó cómo el aumento de las compras móviles supuesto que más personas a utilicen sus smartphones dentro de la tienda física y cerrar desde su dispositivo móvil la compra. En este sentido, el 92% de encuestados afirma que utilizan el smartphone para conseguir las mejores ofertas o promociones. Por lo tanto, la presencia omnicanal para el comercio minorista es fundamental para todo el proceso de compra.

Buscan servicios digitales cómodos y que integren todo

Aunque las aplicaciones móviles han sido muy aceptadas por los consumidores 3 de cada 4 usuarios de la Generación Z y los millennials consideran que debe existir una forma de comprar "todo en uno" que derribe las barreras de tener que usar diferentes apps y canales online de compra. En suma, el 70% de los usuarios consultados prefieren sustitutos polivalentes a las apps móviles tradicionales.

Porcentaje de recurrencia de compradores con Smartphone en comparación con 2020

Rango

País

Porcentaje

1

EE.UU.

68%

2

Reino Unido

67%

3

Países Bajos

64%

4

España

64%

5

Francia

62%

6

Australia

61%

7

Bélgica

60%

8

Italia

58%

9

Finlandia

55%

10

Suecia

54%

11

Austria

53%

12

Alemania

52%

13

Noruega

50%

Principales conclusiones del estudio en España

España se encuentra entre los países con mayor penetración de las compras móviles, con un 77% de personas que han utilizado su dispositivo móvil para comprar online en 2021, a la par que países nórdicos como Suecia (77%) y Finlandia (77%), y por delante de Italia (74%) y Francia (68%). Entre los países con menor tasa de penetración móvil se encuentran Dinamarca (67%) y Australia (57%).

Los consumidores españoles son los que más compran con el smartphone en comparación con hace dos años (64%), por delante de Francia (62%), Italia (58%) y los países nórdicos (Finlandia 55%, Suecia 54% y Noruega 50%). En España, gran parte del crecimiento de las compras móviles en comparación con 2020 está impulsado por la generación Z (73%) y los millennials (68%).

Sin embargo, la mayoría de los consumidores españoles (68%) sigue prefiriendo comprar en ordenadores de sobremesa o portátiles tradicionales, mientras que sólo el 25% prefiere los dispositivos móviles. Esto sitúa a España en el puesto 12 de 13 países en cuanto a preferencia de cerrar la compra a través del móvil, cerca de Bélgica (25%), y muy por detrás de Estados Unidos (46%).

Las tarjetas virtuales están en auge, ya que los compradores quieren menos tarjetas tradicionales y más soluciones digitales. El 85% de los consumidores españoles ha oído hablar de las tarjetas virtuales y el 40% ya las ha probado, lo que supone la mayor tasa de penetración de las tarjetas virtuales en el mundo, seguido de cerca por Estados Unidos (37%). En España, concretamente, casi la mitad (47%) de los millennials ya ha probado una tarjeta virtual.

El 80% de los compradores españoles quiere prescindir de sus tarjetas de plástico para sustituirlas por las digitales en el futuro, lo que sitúa a España en el primer lugar de los 13 países, y muy por encima de la media mundial (69%). Esta afirmación la comparten todas todas las generaciones (Gen Z 82%, Millennials 82%, Gen X 76% y Baby Boomers 80%).

A pesar de que la penetración de las apps entre los consumidores españoles es la más baja de todas las regiones (32), los españoles han adoptado las apps de compra. Una cuarta parte de los consumidores españoles tiene entre 6 y 10 aplicaciones de compra descargadas en sus dispositivos. Aunque muchos han adoptado las aplicaciones para comprar en el móvil, no todas se utilizan con frecuencia. De hecho, el 83% de los consumidores españoles solo utiliza entre 1 y 5 de estas apps (o ninguna) semanalmente. Esta tendencia se mantiene en todo el mundo, con la excepción de Países Bajos, donde los consumidores utilizan las aplicaciones de compra con mayor frecuencia (el 25% utiliza al menos de 6 a 10 aplicaciones semanalmente).

Los consumidores españoles utilizan los dispositivos móviles para estar al tanto de sus entregas más que cualquier otra región, con el 75% de los encuestados que utiliza sus dispositivos para seguir el estado de envío de sus artículos comprados o devueltos.

El 43% de los españoles se siente abrumado por el número de aplicaciones disponibles hoy en día. El 70% de los consumidores españoles preferiría tener una sola aplicación que integrase todos los aspectos del proceso de compra en lugar de tener que utilizar múltiples aplicaciones. Todas las generaciones están convencidas de ello (Gen Z 76%, Millennials 65%, Gen X 71%, Baby Boomers 76%).

Los consumidores españoles prefieren las experiencias de compra polivalentes, cómodas e integradas, por su capacidad de simplificar su viaje de compra (75%) y de ahorrar tiempo (75%).