IEBS Digital Business School

PATROCINA
PuroMarketing

La Transformación Digital y la irrupción de nuevas tecnologías como el Blockchain, la Inteligencia Artificial, el Big Data o la Robótica 4.0 ha suscitado la aparición de nuevas competencias digitales dentro de las empresas, lo que se traduce en la necesidad de contar con profesionales verdaderamente cualificados para cubrir los diferentes puestos que se crearán en un futuro próximo. De esta manera, introducirnos en el nuevo escenario empresarial significa adoptar la innovación como el eje principal de cualquier organización y avanzar hacia el reto máximo de digitalizar los diferentes servicios de todos los departamentos empresariales.

A pesar de que las nuevas tecnologías han cobrado especial relevancia y las empresas deben adecuarse y dejar de lado la asignatura pendiente del cambio hacia una transformación digital completa, las personas deben estar en el centro de la gestión para encaminar y determinar qué estrategias serán efectivas para lograr los éxitos de la organización. Solo así, será posible la introducción de técnicas cada vez más eficientes, mejorar el rendimiento, abaratar costes y obtener grandes ventajas competitivas. Los empleos del futuro

La CEDEFOP, junto con diferentes organismos europeos, coinciden en que en las próximas décadas el 90% de los puestos de trabajo requerirán algún tipo de competencia digital. Si observamos el panorama actual, el 45% de la población no activa, y el 37% de los trabajadores europeos no tienen las habilidades digitales suficientes para conseguir un trabajo u otro de mayor responsabilidad.

En la misma línea, la consultora PwC, prevé que en 2030 en España al menos un 4% de las profesiones existentes desaparecerán y la OCDE añade que al menos un 10% de los trabajos estarán en peligro de desaparecer. Pero estos datos no tienen porqué ser totalmente negativos, numerosos expertos coinciden que la digitalización traerá consigo más empleos nuevos que los que desaparecerán a causa de ésta.

Por ejemplo empezamos a conocer algunas profesiones como Digital manager, expertos de ciberseguridad, científicos de datos Growth Hacker, Marketing Manager, Product Manager o Supply Chain Manager, que actualmente presentan altas tasas de demanda tienen por parte del mercado laboral, pero que a la vez son las que menos profesionales con experiencia tienen.

La transformación digital de las empresas tradicionales

¿A qué problema se están enfrentando las empresas tradicionales? A la gran escasez de profesionales especializados en áreas digitales capaces de manejar procesos digitalizados, la poca experiencia para analizar un gran volumen de datos y la adecuación hacia nuevos modelos de organización.

En la actualidad, las grandes y medianas empresas europeas conocen las necesidades requeridas en el ámbito de la digitalización, y por ello, desde Europa se ha desarrollado un Proyecto Piloto para incentivar y mejorar las habilidades en social media, marketing digital, análisis de datos, desarrollo web o ciberseguridad a través de la creación y difusión de cursos de capacitación en España y Lituania.

Los interesados en promover el proyecto señalan la importancia de contar con un 'Digital Leader' entre sus filas para que, gracias a los conocimientos adquiridos y sus habilidades interpersonales, adapte herramientas de business intelligence, marketing o la gestión de clientes en las nuevas organizaciones. Los certificados de capacitación concluirán a finales de 2018 y podrán ser replicados y escalados en otras regiones europeas donde quieran poner punto y final a la brecha digital que todavía hoy en día tienen muchas PYMES.

Un estudio realizado por Mckinley Marketing Partners en 2018 asegura que 7 de cada 10 de departamentos de Marketing crecerán a lo largo de este año, mientras que la última edición The CMO Survey de principios de este año, afirmaba que las contrataciones para ocupar el puesto de CMO habían alcanzado su punto más alto desde 2012, lo que supone una gran oportunidad para aquellos profesionales que apuesten por formarse en las competencias digitales que está demandando ferozmente el mercado.

El estudio de Mckinley asegura que en pocos años ha crecido la necesidad de profesionales dentro de las áreas de especialización de copywriting o diseño gráfico, mientras que, la experiencia del usuario (UX) ha caído en el último año, a pesar de que varias investigaciones afirman que el diseño en UX sigue siendo uno de los desafíos más importantes para los profesionales del marketing.

"Vivimos una era de cambio y transformación, una nueva era digital. Donde tendremos que desaprender para volver a aprender. La buena noticia es que todos aquellos que quieran aprovechar las oportunidades que la transformación digital ofrece aún están a tiempo; la mala noticia es que mañana puede ser tarde" afirma Oscar Fuente, Fundador y Director de IEBS. Nos encontramos inmersos en una sociedad hiperconectada, que genera datos de forma masiva, que se siente influenciada por nuevos líderes de opinión y que consume cualquier información desde su móvil o tablet, por ello, no es de extrañar que la digitalización acabe marcando el futuro de los nuevos empleos.

Pero, ante la incertidumbre marcada por los cambios continuos que se producen dentro del sector digital han irrumpido con fuerza, nuevas especialidades como el Traffic Management, el Growht Hacking o el Inbound Marketing.

Las competencias digitales de la economía digital

Además de las competencias concretas que se adquieren mediante el estudio de las diferentes ramas de conocimiento, Adolfo Ramírez Morales, experto en Transformación Integral y autor del libro Digitalízate o desaparece (Ed. Gestión 2000), opina que no solo los estudios son importantes en las profesiones del futuro y define una serie de aptitudes para tener éxito en el nuevo contexto de economía digital:

  • Conocimiento digital global: es la capacidad para desenvolverse profesional y personalmente en la nueva economía.
  • Creatividad: es la capacidad de identificar nuevas oportunidades de negocio a partir del entendimiento de las nuevas tecnologías.
  • Colaboración: la economía colaborativa es una de las señas de identidad de la era digital y la forma más poderosa de crear valor.
  • Capacidad analítica: muy importante en una época donde es muy importante analizar y comprender los resultados de manera correcta para gestionar nuevas estrategias tanto dentro como fuera de la empresa.
  • Inquietud por aprender y desarrollarse: la velocidad a la que estamos acostumbrados en esta nueva era social requiere una actitud de aprendizaje continuo, que se materializa en una sistemática 'autoformación' y en la participación en foros profesionales.
  • Orientación al cliente: en relación a todas las capacidades que hemos comentado antes, es muy importante entender los nuevos comportamientos de los consumidores se ha convertido en una capacidad esencial para conseguir la repetición en las compras y la fidelización del cliente.
  • Empatía: porque el contexto requiere saber manejar situaciones tanto analogócas como digitales en diferentes ocasiones y contextos.

Las habilidades técnicas y las personales: el motor del cambio

A pesar de ello, uno de los retos fundamentales que podemos encontrar en el nuevo entorno laboral es saber relacionarse con máquinas y personas. Según José María Monge, head of global talent solutions de BBVA señala que además de los conocimientos técnicos se valora mucho la creatividad, la proactividad, el pensamiento lateral la humildad y la vocación por el aprendizaje continuo y la capacidad para trabajar en entornos cambiantes.

Las nuevas tecnologías se han convertido en las precursoras de este movimiento de contratación, ya que, contar con las habilidades necesarias para manejarlas abrirá las puertas de todos los que busquen desarrollarse y alcanzar el éxito profesional dentro del mercado digital.

Es así, que en la mayoría de profesiones digitales los recruitments tenga una máxima: que los candidatos tengan un máster, postgrado o curso especializado en marketing online avanzado en campos tan específicos como la programación, el big data o el blockchain.

Un ejemplo, de las nuevas necesidades lo podemos observar en Cabify, donde, Lorena Pérez, head of global HR de Cabify, confirma que las habilidades más demandadas están relacionadas con la programación y el big data: "La primera para el desarrollo de nuestra aplicación, y la segunda para la medición de todos los datos que genera el funcionamiento de ésta. De esta forma nos adaptamos a las necesidades de nuestros mercados y damos una respuesta eficaz a las necesidades de los clientes".

Las empresas demandarán profesionales que cuenten con esas disciplinas específicas, pero también, que posean experiencia y conocimiento en la gestión de los negocios, el desarrollo de fuertes y consolidadas estrategias de Marketing o la captación de usuarios. Pero, como ya señaló Bauman, nos encontramos ante una sociedad que cuenta con una gran cantidad de información pero poco tiempo para profundizar, por ello, es imprescindible adaptarse a los cambios y desarrollarse como el profesional que tanto necesita el mercado.

Nadie dudará de los fuertes y continuos cambios que está sufriendo el mercado laboral, a pesar de ello, esto es solo el principio de la enorme paleta de colores que ha conseguido generar la transformación digital.

La revolución tecnológica o transformación digital llegó para quedarse, y no solo se limita al entorno privado. Es un hecho que la digitalización se ha colado de lleno en el mercado laboral, provocando que las universidades y entidades educativas tengan que adaptarse rápidamente a estas exigencias laborales del contexto en el que vivimos.

¿Esto quiere decir que a partir de ahora todos debemos estudiar carreras digitales? Por supuesto que no, pero de igual manera que el ser humano ha dejado que la tecnología se meta en su vida diaria, debe adaptarse a los cambios del entorno laboral digital si quiere trabajar y ser un candidato competente en esta nueva era digital.