PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Las inclemencias del tiempo afectan a nuestro estado de ánimo, y eso se refleja en nuestra conducta social, y en nuestros hábitos de compra. El artículo de MarketingLand recoge una serie de datos interesantes cobre cómo el tiempo influye en nuestras decisiones y actividad social.

Según recogía en julio Psycologytoday, el estado meteorológico afecta la ventas de casas y coches. De tal modo que los coches descapotables se venden cuando hace buen tiempo, mientras que las casas con piscina se venden a mayor precio que en invierno. Si nos paramos a pensar parece lógico, pero son aspectos básicos que no siempre tenemos en cuenta.

Otro aspecto fundamental donde influye el tiempo es en las interacciones sociales. En este caso, la lluvia mejora notablemente la actividad social. El trabajo de Fanpage Karma indica que cuando llueve los usuarios publican e interactúan hasta un 42% más que cuando luce el sol. Una reacción que se produce independientemente de cuál sea la estación del año. En el caso de los fines de semana lluviosos de verano, dichas respuestas se disparan, llegando a crecer hasta un 90%.

Se trata de un interesante dato, a tener en cuenta, con el fin de aprovechar estos momentos en los que el cielo está gris para hacer brillar nuestro time line, lleno de propuestas interesantes para un público objetivo especialmente receptivo.

De cualquier modo, conviene estudiar en cada caso la influencia del clima en el sentir general de la audiencia. Para ello, bastará con echar la vista atrás y revisar las métricas, relacionando los picos de actividad con el histórico climatológico. De este modo se podrán extraer conclusiones concretas y adaptadas a la realidad de los seguidores de la marca. A partir de aquí podremos trazar la "estrategia para los días de lluvia".

Como vía para fomentar el engagement, un buen recurso sería crear una publicación relacionada con la situación, haciendo mención explícita a la lluvia, lanzando un mensaje positivo, o con una propuesta adecuada a las circunstancias. Dicho mensaje incluso podría tener ese toque melancólico propio de esos días, intentando identificar a la marca con ese sentimiento, consiguiendo así estrechar el vínculo con el usuario. Asimismo, se pueden hacer propuestas típicas para estos días de lluvia, como pueden ser ideas de juegos en familia, recetas rápidas y deliciosas para disfrutar compartiendo en casa, o alguna otra propuesta adecuada a la ocasión.

Es importante aplicar en todas estas acciones el sentido común, que en ocasiones es el menos común de los sentidos. El hecho de querer aprovechar el momento no nos exime de detenernos a meditar muy bien cada acción antes de ponerla en marcha. La precipitación puede llevarnos a utilizar un recurso inadecuado, o expresiones poco apropiadas, que puedan causar el efecto contrario en la audiencia. Conviene ponernos en la piel de nuestro público objetivo, que se ha quedado en casa debido a que la inestabilidad del tiempo no le ha permitido salir, privándole quizá de esa actividad que tenía prevista, y probablemente llevara días planificando. Por tanto, es importante valorar todos y cada uno de los aspectos, tanto positivos y negativos, y sopesar las posibles consecuencias de cada una de nuestras acciones y palabras.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo