PuroMarketing

La red social de los tablones está seriamente concienciada de la necesidad de realizar una explotación comercial de su medio desde un punto de vista útil y relevante, sin que por ello se vea comprometida la experiencia de usuario.

Prueba de ello es la última mejora de sus Pines patrocinados, incluso antes de presentarlos oficialmente. Hace un año, Pinterest comenzó a experimentar el contenido publicitario en su plataforma, incluyendo pines patrocinados de un selecto grupo de marcas, las cuales ni siquiera pagaron por dichas inserciones.

Desde el primer momento, el objetivo de Ben Silbermann, CEO y fundador de Pinterest fue el de huir del banner tradicional y mantener la cuidada estética de esta red social, evitando a toda costa irrupciones invasivas en la experiencia de usuario.

Una máxima que ha mantenido hasta ahora, cuando ha deicidio ir un paso más allá, habilitando herramientas para mejorar la relevancia de la publicidad. Así, según aparece en el blog corporativo de la empresa, Pinterest ha decidido avanzar en 2 direcciones complementarias:

De un lado, va a proporcionar más datos a los anunciantes sobre el resultado de sus acciones. El artículo muestra la intención de Pinterest por mostrar información acerca del impacto de los pines patrocinados, así como cuáles de estos se tradujeron finalmente en ventas.

Por otra parte, y desde el punto de vista del usuario, la empresa les mostrará pines patrocinados relacionados directamente con sus intereses. Para ello, utilizarán, además de los datos relativos al comportamiento online dentro de la red de los tablones, de información aportada por los propios anunciantes.

Otra novedad interesante, y seguramente muy valorada por los usuarios, es la de concederles la facultad para elegir si quieren que Pinterest registre su información, con el fin de mostrarle publicidad orientada, o, en su defecto, ejercer su derecho a que sus datos no sean almacenados. Para ello, no tendrán más que seleccionar la opción de "Do Not Track", en el panel de configuración.

La actitud manifestada por Pinterest nos hace ver que los intereses económicos no tienen por qué estar reñidos con la experiencia de usuario. El hecho de que el acceso a la plataforma sea gratuito no implica que los usuarios estén dispuestos a soportar cualquier iniciativa comercial por parte de la empresa.

Se trata de una postura lógica, aunque por desgracia no generalizada. No hay más que ver la estrategia publicitaria de Facebook, donde el afán por rentabilidad la plataforma le ha llevado a conceder un lugar preferente al contenido publicitario, provocando la huida en masa de sus usuarios.