PuroMarketing

¿Es más eficaz la estrategia de publicidad de Twitter que la de Facebook o Google?

Twitter se ha convertido en uno de los nuevos competidores emergentes en publicidad en internet. La red social quiere hacerse con su parte de la tarta publicitaria online, una tarta que ahora se están comiendo de forma bastante abrumadora Google y Facebook (que es el gran ganador en lo que a publicidad móvil se refiere). Teniendo en cuenta que los servicios de Twitter se ofrecen de forma gratuita y que la publicidad es la única manera de rentabilizar el producto, los anuncios se han convertido en un elemento aún más crucial.

En la lista de movimientos que la red social ha realizado en estos últimos meses se encuentran unos cuantos pasos en el terreno publicitario, con la incorporación de nuevos formatos y facilitando la presencia de los anunciantes - pymes incluidas - en la red social. Pero ¿cómo está respondiendo la industria ante los anuncios en Twitter frente a los que se publican en otras redes sociales?

Por fortuna para la compañía, el equilibrio entre número de anunciantes y lo que están invirtiendo en la red social es bastante positivo para la compañía, como acaba de demostrar un estudio de BI Intelligence. Twitter tiene por el momento menos anunciantes que sus competidoras (Twitter unos 60.000 frente a los 2 millones de Facebook o los 4 de Google), pero los resultados de su publicidad son optimistas.

¿Cuáles son las conclusiones del estudio? Para empezar, el número de anunciantes es una señal, apuntan, de que Twitter está haciendo bien las cosas en el terreno publicitario. Puede que a primera vista tener más anunciantes parezca la estrategia más inteligente, pero el estudio recuerda que en los millones de anunciantes de Facebook y Google hay muchas pequeñas empresas que hacen inversiones muy bajas. Aunque Twitter también está abierto a estos anunciantes, la compañía está potenciando a los grandes anunciantes, lo que hace que sus inversiones publicitarias medias sean mayores.

Y ahí está el segundo punto en el que Twitter, según las conclusiones del estudio, está adelantando en estrategia publicitaria a Facebook y a Google: lo que se gastan los anunciantes en cada campaña es mucho mayor en la red de microblogging que en sus competidoras. La inversión media por anunciante de Twitter consiguió en 2014 alcanzar los 21.000 dólares. En Google está en los 16.000 y en Facebook se queda en los 7.000, cifras muy detrás ambas de lo que consigue Twitter.

Cómo posicionar con éxito un anuncio en Twitter

Aunque las compañías que están invirtiendo en publicidad en Twitter están gastando mucho dinero, eso no quita que además tengan que trabajar para conseguir los mejores resultados con sus campañas. La red social, como todos los soportes publicitarios, tiene ciertos trucos, ciertas recomendaciones, que hay que seguir para conseguir tener los mejores resultados. ¿Cómo se pueden conseguir los mejores resultados posicionando un anuncio en Twitter? Socialbro acaba de publicar una serie de recomendaciones para conseguir el éxito.

Una de las primeras es la de segmentar: Twitter cuenta con herramientas que permiten establecer a quién se quiere realmente llegar y separar a los consumidores entre los que son clientes y los que no para ser más eficaces con el mensaje. También hay que optimizar las campañas, estableciendo qué se quiere (¿más followers? ¿qué lean un mensaje?) y centrarse en esos objetivos, y aprender de los datos que la campaña va generando, analizando los resultados que se van cosechando.

Por otra parte, también se debe jugar con otros elementos dentro de la campaña. Por ejemplo, es recomendable jugar con el precio de puja (el dinero que se está dispuesto a pagar por el anuncio) para conseguir resultados diferentes o integrar Twitter con otros elementos, como la lista de emailing, para conseguir resultados eficientes al apostar por información cruzada. Igualmente, Twitter permite segmentar las campañas partiendo de otros elementos como por ejemplo el dispositivo de los consumidores. Eso permite adecuar la landing page de la campaña a los terminales desde los que acceden los compradores, pero también saber mucho de ellos.

Y, finalmente, la última recomendación está en probar y probar hasta que se consiga encontrar el punto exacto que dé el secreto del éxito para una marca concreta.