PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Una de las grandes batallas que se avecinan y en la que todos están tomando posiciones es la del vídeo online y quién será el principal destino para el visionado de contenidos. Ahora mismo resulta bastante claro que el gran ganador es YouTube. La plataforma de vídeos de Google es la que concentra el mayor tráfico en visionados de contenidos de vídeos y la que tiene el mayor número de vídeos. Todo el mundo sube sus contenidos a YouTube y todo el mundo echa mano de YouTube para verlos (al fin y al cabo, es el lugar en el que es más probable que algo esté y también donde es más fácil buscarlo). Sin embargo, YouTube ya no está sola en el mercado del vídeo y ha dejado de ser la única que está intentando posicionarse como la que manda en el mercado. Facebook también lo está intentando y está consiguiendo ser protagonista de análisis, tendencias y artículos en los que se da por hecho que será el gran contrincante en esta guerra.

Facebook ha conseguido además que ya se empiecen a subir muchos contenidos a sus páginas, ya que su algoritmo está potenciando los contenidos en vídeo y las páginas buscan cualquier manera posible para posicionarse entre la avalancha de contenidos que los consumidores reciben en Facebook. Los medios están de hecho preparando cada vez más contenidos nativos para Facebook y están produciendo más y más vídeos pensados directamente para funcionar en la red social. El boom de los vídeos de cocina es uno de los claros ejemplos, ya que funcionan muy bien, los productores de contenidos han conseguido incluso que sean atractivos sin sonido y se están haciendo virales.

A esto hay que sumar los eternos rumores que apuntan a que Facebook está planeando herramientas para monetizar esos contenidos y también algunos movimientos para intentar robar creadores de contenidos. Facebook ha empezado ya hace unos cuantos meses una serie de maniobras para robarle creadores de contenidos a YouTube, a los que convence para que publiquen contenido exclusivo en Facebook o que lo suban antes a la red social.

¿Tiene por tanto todos los deberes hechos? ¿Está Facebook encaminada al estrellato y a ser la nueva YouTube? Lo cierto es que la respuesta a esa pregunta no es tan sencilla porque al mismo tiempo que ha ido dando todos estos pasos Facebook también ha conseguido enfadar de forma muy seria a los creadores de vídeos que ya funcionaban en internet. Las estrellas de YouTube no son tan receptivas a Facebook porque, de hecho, están muy enfadadas con ellos. Como explican en un artículo en The Wall Street Journal en el que analizan la situación, por ahora lo único que Facebook ha realmente conseguido es frustrar a los creadores de contenidos.

La culpa es de la piratería

¿Qué es lo que ha puesto en pie de guerra a los creadores de contenidos frente a Facebook? La culpa es de la piratería de contenidos, el llamado freeboting y que no es en absoluto una cuestión nueva. Casi desde que se empezó a hablar de Facebook como la nueva gran firma del vídeo se le empezó a acusar de permitir este comportamiento. ¿Qué es exactamente el freeboting? Básicamente, la práctica consiste en ir a YouTube, descargar un vídeo que gusta y luego subirlo a Facebook sin - por supuesto - atribuirlo. No es que en YouTube esto no pase (pasa) pero la red de vídeos de Google tiene mecanismos mucho más claros y efectivos para luchar contra ello. En YouTube se puede denunciar este hecho y la red toma medidas. En Facebook, los creadores sienten que no se puede hacer nada.

Las cifras son además bastante impresionantes y los creadores de contenidos señalan que si Facebook está triunfando en las cuestiones de vídeo es gracias a los vídeos robados. Una estadística de un youtuber famoso, Casey Neistat, muestra datos que apoyan las posiciones de los creadores. Uno de sus vídeos tenía 4 versiones robadas en YouTube 36 horas después de ser publicado. En Facebook eran 200.

"Es como si tu casa estuviese siendo robada mientras estás de vacaciones. Casi deseas no saber nada para poder disfrutar de las vacaciones", explica al Journal Brady Haran, quien acababa de contarles lo cansado y frustrado que se sintió tras ver como uno de sus vídeos (en versión freebooting) se colaba entre los trending topics en Facebook sin que la red social no respondiese a sus quejas por infracción del copyright.

Los creadores se quejan de que esta realidad les está haciendo perder dinero (esos visionados piratas neutralizan visionados en YouTube, donde sí reciben ingresos) y Facebook asegura que está tomando medidas para ser más eficiente en la lucha contra la piratería de contenidos (aunque el mercado tiene claro que lo está haciendo de forma demasiado lenta). Hay quienes aseguran que Facebook sí responde pero que lo hace tan tarde que ya es demasiado tarde para los creadores de los vídeos: los virales se hacen en horas y poco sirve que se solucione el problema días después. Facebook, sin embargo, asegura que está ampliando el equipo que se encarga de solucionar estas cuestiones y responder a estas quejas.

Sea como sea, Facebook ha logrado ya algo que no le va a compensar mucho en su estrategia de vídeos. Ha logrado enfadar a los creadores de contenidos y hacer que la perciban como una suerte de enemigo. Y eso pasará factura a la hora de captarlos como generadores de vídeos para su plataforma.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo