PuroMarketing

La adaptación web a los dispositivos móviles continúa siendo un reto incluso para las grandes marcas. Así lo pone de manifiesto el Estudio Europeo sobre optimización móvil, presentado por IAB, donde se refleja que el 46% de las principales marcas europeas todavía no cuenta con un sitio optimizado para móviles. 

El informe muestra un considerable avance desde el estudio previo realizado hace 6 meses, donde esta tasa se elevaba al 42%. El IAB establece que, en Europa, de media el 54% de las marcas tiene su web optimizada para móviles; donde se incluyen datos de España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido.

Para obtener estos datos, el estudio se llevó a cabo por Kantar Media en base a los 100 principales anunciantes en cada uno de estos 5 países europeos, entre los que aparecen empresas de automoción, retail, finanzas, tecnología, bienes de consumo y medios de comunicación.

A nivel general, Reino Unido fue el país donde sus anunciantes obtuvieron la puntuación más alta, en cuanto al diseño responsivo de las páginas de las empresas analizadas (24%). Cabe destacar que los anunciantes españoles ocuparon un loable segundo puesto (15%), seguido de cerca por Francia e Italia(13%), mientras que Alemania apenas alcanzó el 7%. 

En cuanto al uso del diseño responsivo por sectores, el informe muestra el esfuerzo del sector del automóvil por proporcionar una experiencia de usuario positiva a los usuarios móviles. Así, la media europea se estableció en torno al 85%. El avance en los últimos meses ha sido espectacular. En el estudio previo del IAB, publicado en agosto, apenas el 17% de estas empresas contaba con un sitio web optimizado.

En cambio, no obtuvieron la mis suerte el resto de sectores, como fue el caso de los bienes de consumo, aunque en España fue superior a la media, donde el 41% de las empresas ha implementado el responsive design.

Pese a que todavía es necesario seguir avanzando en este área, la perspectiva general por parte de la IAB es optimista, a nivel general; destacando como sectores como el del automóvil han protagonizado un gran despegue en apenas 6 meses.