PuroMarketing

Días de presentación de resultados y de cuentas de las grandes compañías de la industria de la tecnología: la última ha sido Google y los datos económicos que ha presentado a inversores - a pesar de que no han convencido en bolsa - han demostrado que el gigante siguen siéndolo también en el universo de la publicidad online, por mucha competencia que puedan estar haciendo las redes sociales.

Alphabet, la identidad corporativa de Google, ha superado las previsiones tanto en ingresos como en beneficios. En el año pasado - si se toman los datos del año al completo - Google ha crecido un 23% en ingresos. Sus ingresos alcanzaron los 136.800 millones de dólares en todo el año, superando los datos no solo del año precedente sino también los de su competencia. En el último trimestre del año, el que coincide con la campaña de Navidad y con uno de los momentos al auge en el mercado publicitario, Alphabet/Google subió un 22% en ingresos y facturó 39.300 millones de dólares.

Para comparar, Facebook (que acaba de presentar resultados también recientemente) había cerrado 2018 con unos ingresos de 55.800 millones de dólares y un crecimiento del 37%. Facebook está creciendo más en la comparativa interanual, cierto, pero Google sigue ganando al año todavía mucho más dinero de lo que cierra la red social. De hecho, Google gana más del doble de la cantidad que mueve Facebook en un año.

La publicidad marca los ingresos de Google

Es importante además tener en cuenta que la mayoría de los ingresos de Alphabet están vinculados a Google y que, por tanto, están muy unidos a la publicidad. En el último trimestre del año, Google supuso 39.100 millones de dólares en las cuentas, frente a los 6.400 conjuntos de su servicio cloud, ventas de hardware y Play y los 254 millones de lo que Alphabet llama "otras apuestas" (desde su división de salud hasta sus coches conectados). Es decir, los buenos datos de Google se deben y mucho a la publicidad.

Google sigue siendo uno de los grandes nombres del mercado publicitario y lo es además cada vez más. En el cuarto trimestre del año, los ingresos publicitarios de la compañía crecieron en un 20%, manteniendo el ritmo que había marcado ya el trimestre anterior. Google no solo tiene una posición dominante en el mercado de la publicidad, sino que además no deja de crecer en su dominio dentro del mismo.

A los analistas, sin embargo, les preocupa esa dependencia del mercado publicitario, lo que explica la caída en bolsa tras la presentación de resultados. Google ha señalado en su conferencia con inversores, a través de su Chief Financial Officer Ruth Porat, que la empresa está apostando por más áreas, como pueden ser infraestructura y otros terrenos, para asegurarse su buena fortuna de cara al futuro y ser sostenible en el largo plazo.

Si están contratando a mucha gente, no solo en ventas y marketing sino también en ingeniería, es porque quieren con ello "no sostener solo con anuncios, sino en particular Cloud".

La posición de dominio de Google

Estos datos son interesantes para los inversores y los analistas, pero no importan tanto a quienes estudian el mercado publicitario online. Los datos que Google acaba de presentar demuestran que el gigante sigue siéndolo también del mercado publicitario y que la posición que ocupa es la de absoluto dominio.

Incluso cuando se habla del poder del duopolio, la unión de Google y Facebook, se debería hablar de una manera un tanto matizada. Por mucho que Facebook esté creciendo y por mucho que tenga un importante peso en el mercado publicitario, Google sigue siendo el verdadero rey, el que marca las cosas.

Amazon, el emergente jugador que los analistas creen que podría romper con estado de las cosas en la publicidad online, cerró el año con 10.000 millones de dólares en ingresos vinculados a la división en la que está la publicidad. Es mucho más de lo que esperaban los analistas (se creía que iba a cerrar 2018 con unos 3.000 millones de dólares en ingresos) pero está todavía muy lejos de lo que logra Google y hasta Facebook. Eso sí, esos datos ya lo convierten en el tercer jugador en publicidad online.