PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La posición de Amazon en el mercado publicitario se ha ido asentando de un modo cada vez más firme. Para no pocos analistas, la compañía es la única competidora que ocupa una situación con el suficiente potencial como para poder comer terreno a Facebook y a Google. Amazon juega con la ventaja de que tiene muchos datos sobre sus consumidores y, sobre todo, sobre compras reales. Esto es, no sabe únicamente qué interesa a los consumidores, sino qué están comprando realmente. A ello hay que añadir que, aunque los consumidores no acaben comprando en su tienda online los productos, sí empiezan a buscarlos ahí cada vez más.

A lo largo de los últimos años, Amazon ha ido posicionando cada vez de un modo más firme su negocio publicitario y ha ido comiendo terreno a los demás players de la publicidad online. Sus cifras de resultados son cada vez más elevadas y su peso en el mercado más importante. Y aunque Amazon no da datos específicos y concretos de sus ingresos por publicidad, la información sobre los ingresos de una de sus divisiones sirve como baremo para comprender cuánto gana gracias a los anuncios. Gana bastante dinero y, sobre todo, más que en el año precedente.

La unidad vinculada a la publicidad ingresó en el último trimestre de 2019, según los datos de los últimos resultados de Amazon y tal y como recoge The Wall Street Journal, 4.800 millones de dólares en ventas. Esto supone un crecimiento del 41% frente a los datos con los que cerraba el período más temprano del año. Como señalan en el Journal, la publicidad se ha convertido en la nueva gallina de los huevos de oro de Amazon.

Y, aunque por ahora los ingresos que reporta son mínimos en comparación con todos lo demás (en total, en todo 2019, la empresa hizo al completo 280.500 millones de dólares en ingresos), la compañía va a apostar más por ello.

En la conferencia con inversores, el CFO, Brian Olsavsky, señalaba que lo ven como una manera de que las marcas que no son de Amazon puedan profundizar en su relación con los consumidores y crear lealtad de marca. Y, básicamente, eso es lo que las compañías están buscando, porque Amazon les está vendiendo exactamente lo que quieren escuchar y los mensajes que quieren recibir. Según Olavksy, y como recoge AdExchanger, la publicidad en Amazon les permite "decirles a los consumidores quienes son".

Amazon no solo se está apoyando en esos elementos para vender a los anunciantes su sistema publicitario, sino que también está centrándose en transmitir ciertas cuestiones. Como señala AdExchanger, en eventos anteriores Amazon ha ido destacando que sus anuncios permiten generar ventas de un modo inmediato (el anuncio está en donde compras, al fin y al cabo). Si a eso se suma que tienen datos muy valiosos sobre los consumidores, su posición es bastante sólida.

Otros datos

Amazon también ha dado algunos datos sobre su servicio VoD, algo que no suele ser habitual en sus presentaciones de resultados. Este trimestre lo cerró con 150 millones de suscriptores a Prime en todo el mundo y 40 millones de hogares que tienen un dispositivo Fire TV.

A esos datos hay que sumar los esperables de los resultados financieros. Los beneficios de Amazon subieron en un 8% durante el trimestre, alcanzando los 3.300 millones de dólares (y recuperándose del retroceso del trimestre anterior, lastrado por el coste de sus envíos en un día). Sus ingresos trimestrales estuvieron en los 87.400 millones de dólares, un 21% más que en el año precedente.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo