PuroMarketing

  • OPINIÓN
Soy Graduado Universitario en Publicidad y Mercadeo. Me encanta mi profesión y el valor que aporta...

Bastante antes de que Facebook anunciara sus nuevas estadísticas, que se orientan en mucho a medir la interacción del contenido publicado (entre otras cosas, por supuesto) las tendencias indicaban un giro en la industria de los medios sociales hacia la interacción, la conversación, dejando un poco al lado el mito de las grandes cantidades de fans, para concentrarse más en la bilateralidad, es decir, el compromiso de parte de la audiencia.

¿A qué me quiero referir con esto? Seguramente lo has podido ver con bastante frecuencia: Artículos muy interesantes que son vistos por miles de personas, retuiteados por cientos, con muchos clics en el botón “Me Gusta” de Facebook, con muchos “+1” de Google.

Desde cualquier punto de vista, todo un éxito por su contenido pero, sin embargo, cuando vemos el área de los comentarios, la realidad que vemos es totalmente diferente: muy pocos comentarios, e incluso, en algunos casos, sin ningún comentario.

¿Por qué es tu comentario tan importante? Como siempre, te lo explico con un ejemplo:

En esta foto te muestro un email que le envía Manolo Manolo a su amigo, Francisco (nombres y cuentas ficticias para evitar el conocido “spam”) en donde le pasa el vínculo a un artículo y tan sólo le dice “Te puede interesar” en el “Asunto”. Nada más.

Pero… le puede interesar puede tener muchos matices: le puede interesar porque es un artículo lo suficientemente malo como para tomarlo como ejemplo de las cosas que no se deben hacer, o también le puede interesar porque es muy relevante para algo en particular. En cualquiera de los dos casos, Manolo no le dice a Francisco lo que piensa del contenido sino que, simplemente, lo compartió con él “porque pensó que le podía interesar”. Punto.

En esta otra foto, puedes ver con toda la claridad del mundo la importancia del “Comentario”. En este caso, Manolo no solamente le re-envía el vínculo a Francisco, sino que le dice:

  • “Te va a interesar. Me parece un artículo excelente” en el asunto del correo. De entrada, ya Francisco sabe lo que Manolo piensa del artículo, puesto que lo considera “excelente”, no bueno, ni regular, sino excelente.
  • “Me pareció súper interesante para el proyecto que estás haciendo ahora” en el contenido, por lo que Francisco sabe que la lectura de dicho artículo va a ser importante para él, le va a servir para algo, invitándole a tomar una acción en ese mismo momento y no dejarlo para después.
  • “…lo pienso utilizar para el mío”. ¡Vaya!, si tan bueno es como para que Manolo lo utilice el mismo en su proyecto, pues definitivamente tiene que ser algo bueno.

Y finalmente, le dice “Luego me cuentas que te parece”, invitando a Francisco e a continuar la interacción. De este comentario Francisco sabe que Manolo quiere saber su opinión con respecto al artículo y la conversación se desarrolla automáticamente.

¿Pudiste apreciar la diferencia? ¿Viste como el “Comentario”, por muy sencillo que pueda ser, es el elemento que realmente genera la interacción, el conocimiento mutuo?

En el primer ejemplo, el artículo compartido puede ser leído o no, pero la persona que lo envía no está aportando nada, sino actuando simplemente como una antena de retransmisión. Puedes suponer que el artículo es interesante pero nada más. En el segundo, el “Comentario” es el que genera realmente la interacción, es el que nutre la relación, el que le añade realmente valor a este acto de compartir.

Cuando incluyes tu comentario en un material que re-envías o compartes, o incluso en algún artículo que lees en cualquier portal de Internet, estás dejando tu granito de arena, estás colaborando a hacer más grande aún la web social, estás aportando a la inteligencia colectiva, estás ayudando a la otra persona a nutrirse de tu experiencia y tus conocimientos.

Los comentarios, la interacción, la bilateralidad son realmente el oro de las redes sociales y de la nueva forma de llevar los negocios y las relaciones en nuestros tiempos. Y debería ser el objetivo de tu estrategia de marketing digital.

Entonces, ¿qué te parece?, ¿compartes conmigo tu opinión?

Soy Graduado Universitario en Publicidad y Mercadeo. Me encanta mi profesión y el valor que aporta...