Artículo Por Redacción Marketing Jul 10, 2023

El poder del marketing sonoro: cómo la música en las tiendas impulsa las ventas y cautiva a los clientes

Los estudios han demostrado que la música puede tener un impacto significativo en las ventas

La utilización de la música como una herramienta de marketing y venta en las tiendas es un fenómeno común en la actualidad. Las empresas y marcas han reconocido el poder que la música tiene sobre el comportamiento del consumidor, y han aprovechado esta influencia para crear experiencias de compra más agradables y aumentar sus ventas.

Según un estudio realizado por la Sociedad para la Administración de Recursos Humanos (SHRM), se encontró que el 72% de los encuestados afirmaron que la música influye en su decisión de compra. Además, según un informe de Retail TouchPoints, el uso estratégico de la música en las tiendas puede aumentar las ventas hasta en un 9%.

La música tiene la capacidad de evocar emociones, despertar recuerdos y crear un ambiente determinado.

El neuromarketing, que combina los principios del marketing con los avances en la neurociencia, ha brindado información valiosa sobre cómo la música afecta al cerebro y su impacto en el comportamiento del consumidor. Algunos hallazgos destacados revelan como la música tiene la capacidad de activar áreas emocionales y de memoria en el cerebro. Estas respuestas emocionales pueden influir en la percepción de la marca y en la experiencia de compra.

Estos aspectos son cruciales para influir en el estado de ánimo de los consumidores y afectar su comportamiento de compra. Cuando se selecciona la música adecuada para una tienda, se puede crear una atmósfera que refuerce la identidad de la marca, atraiga a los clientes y los haga sentir cómodos y dispuestos a comprar.

De hecho, la música puede influir de forma notable en el comportamiento de gasto de los consumidores. Según un estudio de la Universidad de Londres, cuando se reproduce música lenta en un supermercado, los clientes tienden a gastar más dinero. Además, según un informe de Milliman, la música adecuada puede aumentar el gasto promedio del cliente hasta en un 20%.

Como es evidente, la música tiene un poderoso impacto en las emociones de los consumidores. Según un estudio publicado en el Journal of Retailing, la música enérgica y rápida puede generar una mayor excitación emocional, lo que puede llevar a una mayor disposición a comprar de manera impulsiva.

Los estudios han demostrado que la música puede tener un impacto significativo en las ventas

Por ejemplo, se ha observado que la música lenta y suave tiende a ralentizar el ritmo de las compras, lo que puede ser beneficioso para establecimientos como tiendas de ropa, joyerías o boutiques, donde se busca una experiencia de compra relajada y reflexiva. Este tipo de música crea un ambiente tranquilo y ayuda a los clientes a tomarse su tiempo para examinar los productos con mayor detenimiento.

Un estudio realizado por el Journal of Business Research encontró que los clientes tienden a pasar más tiempo en las tiendas cuando se reproduce música. En promedio, los clientes pasaron aproximadamente 2.2 veces más tiempo en una tienda cuando se seleccionó la música adecuada.

Por otro lado, las tiendas de comestibles, supermercados y restaurantes suelen optar por música más rápida y enérgica. Estos establecimientos buscan estimular el ritmo de las compras y crear un ambiente dinámico que motive a los clientes a moverse y comprar más rápidamente. La música con un tempo más rápido y melodías alegres puede generar un sentido de urgencia y animar a los clientes a tomar decisiones de compra más impulsivas.

Además del tempo y el estilo musical, también se considera el perfil demográfico de los clientes objetivo al seleccionar la música para una tienda. En este sentido, el neuromarketing también ha demostrado que la personalización de la música en función del perfil demográfico y los gustos individuales de los clientes puede tener un impacto positivo en su experiencia de compra. Por ejemplo, una tienda dirigida a un público joven puede optar por géneros musicales populares y modernos, como el pop, el hip-hop o el indie. Estos estilos musicales son conocidos por su capacidad para conectar con los jóvenes y generar un ambiente vibrante y actualizado.

Por otro lado, una tienda dirigida a un público más maduro y sofisticado puede optar por música clásica, jazz o bossa nova. Estos estilos musicales evocan una sensación de elegancia y refinamiento, y pueden ser utilizados para transmitir una imagen de calidad y exclusividad.

La elección de la música también puede variar según el tipo de producto que se venda

Por ejemplo, las tiendas de ropa deportiva pueden optar por música enérgica y motivadora que inspire a los clientes a practicar ejercicio y adoptar un estilo de vida activo. Por otro lado, las tiendas de artículos para el hogar pueden seleccionar música relajante y suave que cree un ambiente acogedor y agradable.

Es importante destacar que la música utilizada en las tiendas debe ser seleccionada cuidadosamente y ajustarse a la identidad de la marca. No solo se trata de elegir canciones populares o de moda, sino de crear una experiencia coherente que refuerce los valores y la personalidad de la empresa.

Además, es esencial considerar el volumen y la calidad del sonido. La música no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja, ya que un volumen inapropiado puede resultar molesto para los clientes y afectar negativamente su experiencia de compra. Asimismo, la calidad del sonido debe ser óptima para garantizar una reproducción clara y nítida de la música, evitando distorsiones que puedan distraer o causar incomodidad.

Marcas y negocios donde la música forma parte de la fórmula del éxito de sus tiendas

Podemos poner como ejemplo las tiendas de Zara. Esta marca de moda española utiliza música actual y moderna en sus tiendas para mantener un ambiente dinámico y en sintonía con las tendencias. La música se adapta a los gustos del público objetivo de la marca y se actualiza regularmente para reflejar los últimos éxitos musicales. Esto crea una atmósfera actualizada y energética que atrae a los clientes y los motiva a comprar.

Algo similar a lo ocurrido en la popular cadena de tiendas de moda H&M, que utiliza música enérgica y alegre para crear una atmósfera animada y divertida. Se seleccionan canciones populares y bailables de diferentes géneros, como pop, dance y música urbana. La música influye en el estado de ánimo de los clientes, generando una sensación de energía y entusiasmo que los motiva a explorar y comprar productos de moda.

Otro ejemplo popular podemos encontrarlo en las Apple Stores. Las tiendas de Apple son conocidas por su diseño minimalista y moderno, y la música seleccionada contribuye a este ambiente. Se reproduce música instrumental tranquila y relajante, con un énfasis en sonidos electrónicos y melodías suaves. Esta elección musical ayuda a crear un ambiente sofisticado y tecnológico, que refuerza la imagen de la marca y fomenta una experiencia de compra placentera.

La famosa cadena de cafeterías Starbucks, es reconocida por su cuidadosa selección musical. La música en sus tiendas varía según la ubicación y el momento del día, pero suele ser una combinación de géneros suaves y relajantes, como jazz, música acústica y música indie. El ambiente musical tranquilo y agradable contribuye a crear una experiencia relajante y cómoda para los clientes, animándolos a quedarse más tiempo y consumir más.

Recorriendo el supermercado

En España, hay varias empresas y supermercados que utilizan música como parte de su estrategia de marketing en sus establecimientos. Entre estos ejemplos, encontramos el caso de Mercadona, una de las principales cadenas de supermercados en España que suele utilizar música ambiental en sus tiendas. La selección musical tiende a ser relajante y agradable, con el objetivo de crear un ambiente agradable para los clientes durante su experiencia de compra.

Otro caso popular es el de Carrefour, otra cadena de supermercados que utiliza música en sus tiendas. La música puede variar según la ubicación y el formato de la tienda, pero en general se selecciona para generar un ambiente acogedor y atractivo para los clientes. También existen ejemplos como el de “El Corte Inglés”, una cadena de grandes almacenes, también utiliza música en sus diferentes secciones y departamentos. La música seleccionada puede variar según el área de la tienda, adaptándose al ambiente y al público objetivo de cada sección.

Recomendados
Deberías leer
Patrocinados