PuroMarketing

La era digital ha hecho que las empresas tengan que evolucionar y adaptarse al lenguaje para conseguir, no sólo promocionarse, sino también fortalecer el engagement con su público

Un reciente estudio de la Universidad de Pennsylvania ha analizado el impacto de los memes en la sociedad durante la crisis sanitaria de 2020, concluyendo que su consumo ayuda a reducir el estrés y mejora el estado de ánimo y la salud mental de las personas. Además, en comparación con otro tipo de medios, los memes generan más niveles de humor y emociones positivas en los encuestados, lo que les convierte en eficaces píldoras comunicativas para la difusión de mensajes y productos de las marcas entre sus audiencias más jóvenes. Como expertos en entornos digitales, la agencia de comunicación 3AW ha analizado su impacto actual y preparado una serie de consejos para todas aquellas marcas que quieran implementarlos en sus estrategias.

Un meme es un símbolo cultural, una idea social o una expresión conversacional transmitida de forma viral, que a menudo toma la forma de una imagen, GIF o conjunto de texto. Es capaz de contar una historia de forma muy breve, mediante un contenido sencillo y fácil de compartir. A pesar de su apariencia intrascendente, muchos memes pueden ejercer una poderosa influencia social en la opinión pública. Esta es una de las razones por las que cada vez más perfiles de reputadas marcas están haciendo uso de los memes para redirigirlos a sus productos o servicios y ser la alternativa a la comunicación corporativa tradicional.

Al tratarse de una estrategia de marketing más, hay que tener en cuenta las reglas básicas de creación de contenido en entornos digitales, como focalizar los esfuerzos en canales que reporten mejores resultados de interacción y optimizar el tamaño para que se visualice correctamente en cada una de las redes sociales. Por otro lado, los memes son una gran opción para conectar con un target tan complicado como lo es el público joven. Este tipo de audiencia se caracteriza por una alta presencia en redes sociales en las que forma parte de activas comunidades donde se comparten todo tipo de contenido, especialmente los fáciles de consumir como imágenes y vídeos cortos. Por esta razón, la creación de memes ofrece una gran oportunidad de branding para un negocio, ya que cuando una persona comparte un meme, se promocionan marca y logotipo al mismo tiempo, de manera gratuita, y con un gran alcance.

Memejacking: búsqueda de oportunidades a través de memes

Se conoce como memejacking a la acción de las marcas para localizar los momentos y contenidos ideales para hacer de los memes una buena estrategia de marketing. Existen 3 reglas imprescindibles a la hora de crear memes propios para tu negocio:

  • Estudia los valores y tu imagen de marca: al tratarse de un recurso humorístico informal, muchas empresas no tienen los productos ni los servicios adecuados para generar estrategias de este tipo. Para subir un meme tienes que tener muy claro el target al que te quieres dirigir, cómo te quieres mostrar y, aún más importante, evitar la polémica y el rechazo que pueda suscitar el lanzar este tipo de publicaciones.

  • Interioriza el meme que vas a utilizar: no son simplemente una imagen con textos graciosos, sino que son mucho más que eso. Un meme tiene un contexto cultural profundo y una historia específica, por lo que muchos de ellos no serán adecuados para tu marca. Por ello, antes de sentarte a producir un meme, deberás conocerlo e investigarlo para hacer que el meme que quieres crear empatice realmente con tu audiencia.

  • Saber elegir el momento adecuado: aunque existan excepciones de memes que nunca pasan de moda, la mayoría de los memes son efímeros. Es importante estar atentos a los asuntos más sonados de la actualidad y contar con la creatividad suficiente para que, al relacionar ese hecho con la marca, se pueda producir un meme que impacte positivamente en el público objetivo.

"Los memes han entrado por la puerta grande en el mundo del marketing digital, y muchas empresas de renombre ya han protagonizado varios casos de éxito bajo estas estrategias. Como muchas manifestaciones digitales modernas, los memes incluso consiguen traspasar la pantalla e influir en la mayoría de los principales eventos actuales, como ocurrió en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016 entre Donald Trump y Hillary Clinton. Ahí comenzó el avance imparable del fenómeno de los memes", explica el CEO de 3AW, Miguel Ángel Rodríguez Caveda.