Noticia
Empresas
El 74% de los directivos españoles piensa que el nivel de innovación en sus empresas es insuficiente

PeopleMatters y Ars et Inventio han realizado una encuesta entre directivos, profesionales y expertos ligados al mundo de la Innovación, cuyos resultados han sido presentados junto a ideas4all.

Sólo el 26,25% de los directivos españoles piensa que el nivel de innovación en sus empresas es adecuado o ejemplar. El resto confiesa que la estrategia de innovación está en proceso de implantación o en desarrollo en sus compañías, según la encuesta Innov@cción 2012, realizada por PeopleMatters, consultora especializada en Gestión de Personas, y Ars et Inventio, unidad de negocio de Business Integration Partners especializada en proyectos de estrategia y gestión de la innovación.

El objetivo del estudio, presentado hoy en el Museo Nacional de Ciencias y Tecnología por PeopleMatters y Ars et Inventio junto a la red social ideas4all, es analizar la opinión de directivos, profesionales y expertos ligados al mundo de la Innovación respecto a la importancia y grado de madurez con el que las empresas españolas abordan el reto de innovar.

En un entorno empresarial cada vez más complejo, que conlleva una mayor dificultad para competir y la consecuente reducción asociada de márgenes, la innovación se presenta como una vía de salida y uno de los pilares básicos para mejorar el posicionamiento de las empresas.

Principales beneficios que aporta la innovación a las compañías Más del 45% de las respuestas respaldan que la innovación tiene que ser un factor estratégico, ya que permite a las compañías diferenciarse e incrementar su nivel de competitividad en el mercado, frente a otros factores internos como la reducción de costes o la mejora de la eficiencia. El 28’25% de los encuestados piensa que es prioritario innovar en la definición y en el lanzamiento de nuevos productos y servicios al mercado, pero no tanto en las funciones más internas de las compañías (logística, financiero, compras, postventa, etc.). En cambio, la mitad de las respuestas señalan que la visión a corto plazo es el principal freno dentro de las compañías para innovar.

Esta conclusión refuerza la necesidad de que la innovación deba considerarse como un proceso estratégico dentro de las organizaciones y que, además de gestionarla, sea preciso liderarla desde la cúpula de las empresas.

Así, el 81% de los encuestados considera que la innovación debe liderarse desde el máximo nivel de las compañías. También destacan que un factor crítico de éxito es disponer de una cultura y un liderazgo claro, que genere el compromiso y nivel de implicación y participación necesario de los empleados.

Sin embargo, una gran mayoría de los encuestados (58%) declaran no disponer de un modelo de gobierno para gestionar la innovación.

Además, más de la mitad (53,75%) de las empresas españolas están en proceso de definición o desarrollo de su estrategia de innovación. Es decir, existe la inquietud por disponer de un proceso de innovación pero está aún sin implantar en un gran número de organizaciones.