PuroMarketing

Existen métodos tradicionales de marketing todavía plenamente en vigencia. Uno de ellos son las ofertas del supermercado; ésas que nos dejan en el buzón de casa, y nos mueven a visitar el establecimiento, en busca de sus prometidos descuentos.

Según la encuesta realizada por The Retail Feedback Group, los folletos y cupones impresos están a la orden del día. La mitad de los consumidores encuestados consulta las ofertas que recibe en casa, mientras que un 32% recoge los cupones impresos para, posteriormente, beneficiarse de sus descuentos en el supermercado.

El estudio indica que los cupones digitales todavía no han sido capaces de alcanzar en popularidad e índice de uso a su versión impresa. De momento, solo el 21% de los consumidores ha consultado o descargado las ofertas que estos establecimientos ofrecen online. Mientras que el porcentaje de clientes que ha canjeado cupones digitales, o que ha utilizado descuentos descubiertos a través de las redes sociales es todavía inferior (19%).

También es importante tener en cuenta que la distribución de estas ofertas en versión impresa es ampliamente superior a la cobertura realizada por los canales digitales. El estudio de NCH Marketing Services indica que el 90% de las ofertas que se distribuyen son impresas, mientras que solo un 2% utilizan las vías online. Este dato nos lleva a pensar que la tasa de aceptación de los cupones digitales por parte de los consumidores es bastante importante.

Cabe destacar que los consumidores más dispuestos a utilizar los descuentos y cupones digitales son los más jóvenes. Según afirma el estudio de Sullivan Higdon & Sink, los usuarios menores de 45 años son más propensos a comprar online que los consumidores de mayor edad. De hecho, un tercio de los mayores de 45 afirma que no se siente cómodo con todo lo relacionado con el medio digital, a la hora de ir al súper. Bien sea consultar la ofertas online, descargar cupones digitales o canjearlos en su móvil.

Por ende, la estrategia digital se centra en los menores de 45 años. Este segmento de población recurre a internet para buscar información sobre productos dos veces más que los de generaciones posteriores (28% vs 14%), y un 16% más cuando se trata de utilizar un cupón móvil en la tienda (22% vs 6%).