PuroMarketing

Las apps se han convertido en un nuevo escenario para los enlaces profundos

Una de las tendencias SEO para 2016 es la que pone en el epicentro de la cuestión a las aplicaciones móviles. Hasta ahora, las apps eran uno de los quebraderos de cabeza de las marcas en lo que a debate sobre presencia online se refería. Las compañías se debatían sobre si era o no era necesario el contar con una aplicación móvil para llegar a los consumidores. Al fin y al cabo, aunque estos pasasen cada vez más tiempo con sus terminales móviles, las aplicaciones tenían que luchar (y mucho) para convertirse en uno de los elementos que llamaban su atención. Las apps se enfrentaban a un problema de saturación: los internautas se descargan muchas apps pero en realidad solo emplean una o dos de forma regular.

Las marcas tenían por tanto que trabajar para crear apps lo suficientemente atractivas como para que los consumidores se sintiesen no solo interesados en ellas para descargarlas sino también para seguir empleándolas de forma recurrente. Ante ese panorama tan complejo y tan exigente, hay quienes se han centrado en crear una experiencia móvil de calidad en su site corporativo, en lugar de crear diferentes plataformas. Además, podrían entonces añadir, es ese site corporativo el que deben tener en cuenta cuando están intentando posicionarse en la red.

La situación, sin embargo, está a punto de cambiar y las apps van a dejar de ser una alternativa. Como señalábamos, las aplicaciones móviles han entrado (o mejor dicho van a entrar) en la carrera por el SEO y se van a convertir en un elemento decisivo para triunfar en posicionamiento durante el año próximo.

Esto hará que las marcas deban replantearse su estrategia en lo que a aplicaciones móviles se refiere y tengan que pensar qué es lo que les interesa y qué desean conseguir cuando están creando su estrategia móvil. Una app puede ayudar ahora a mucho más que simplemente llegar a los consumidores móviles, sino que además puede permitir posicionarse a un nivel mucho más amplio.

Las razones de este cambio de posiciones son varias, como explica un analista en Forbes. En primer lugar, las marcas deben tener en cuenta el cambio de hábitos de navegación de los consumidores, ya que ahora el terreno móvil es más potente y poderoso. El tráfico móvil es ya mayor que el tráfico de escritorio y eso cambia muchas cosas. En segundo lugar, los buscadores están cada vez más comprometidos con este nuevo entorno y le están dando cada vez más importancia al entorno móvil. Y, finalmente, el 'app-based SEO', el SEO sobre apps, no es solo una cuestión a comentar sino una tendencia emergente.

Los buscadores ya están indexando las apps

Las aplicaciones han salido además de su espacio acotado y han entrado en el juego general de lo que se está haciendo en internet. Los buscadores han empezado a indexar de forma constante las apps y están incluyéndolas en sus resultados. Como apuntan en el análisis, Google no solo posicionar a las apps en sus resultados de búsqueda de forma directa cuando se busca algo relacionado con ella, sino que además ha convertido ya a las apps en respuestas a búsquedas más concretas. Si se busca 'tiempo local' es probable que Google responda con apps sobre el tiempo.

Esto ha cambiado por completo las reglas del juego. Las apps ya no son solo algo que puede llegar al consumidor y que hay que tener porque el mercado lo hace casi necesario en su entusiasmo por lo móvil. Las apps se han convertido en un elemento más al que echan mano los buscadores y uno que, por tanto, puede ser ofrecido cuando se buscan productos, servicios o información sobre la marca y sobre sus competidores.

Las apps se han convertido en un nuevo escenario para los enlaces profundos

Los cambios en cuestiones que afectan al SEO no han sido únicamente los anteriores: como apunta el experto, ahora Google ha empezado a dar soporte a los desarrolladores para crear deep links, enlaces profundos, dentro de las apps y eso puede tener un efecto directo sobre el posicionamiento.

Los enlaces profundos dirigen exactamente a donde se quiere que vayan los consumidores dentro de la app, lo que hace que la app le esté diciendo al mismo tiempo a Google qué secciones sirven para qué cosa y abre la puerta a que los resultados de búsqueda no solo se centren en las apps en general sino que ofrezcan destinos concretos dentro de la misma. Igualmente, este tipo de enlaces ayudan a generar una visión de autoridad.