Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
La transformación digital es más que un nuevo ERP
Para el 86% de los responsables de negocios tienen claro que la transformación digital es un elemento crucial para sus negocios
Las empresas tienen claro que tienen que adaptarse a la tecnología pero muchas no saben cómo
935 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Para que sepas como hacer el mejor Marketing en buscadores. Muchas de horas de sesiones prácticas
  • Gestiona clientes y ventas con un CRM fácil pensado para PyMEs. Integrado con tus herramientas favoritas
  • Programa semipresencial para analizar la aplicación de la neurociencia en el mundo del marketing
  • PURO MARKETING

    Internet se ha convertido en una parte crucial en la vida de las empresas y en una definitivamente casi imprescindible en la vida de los consumidores. La red lo ha cambiado todo y ha propiciado una serie de modificaciones y ajustes que hasta ahora no eran necesarios. Ahora las marcas tienen que ser plenamente conscientes de que sus consumidores están siempre conectados y que ellos mismos estarán 24 horas conectados, o tendrán que estarlos. La red ha creado la necesidad generar contenidos en todo momento, de ser rápidos en la atención al cliente, de estar presentes en cada vez más pantallas o de ser capaces de ofrecer productos o servicios cuando los consumidores los necesitan y en ese momento exacto.

    Pero los cambios que ha impuesto la red no son en realidad tan visibles, o tan claros, se podría decir mejor, y de hecho las marcas tienen problemas para seguir el ritmo y ajustarse a las nuevas obligaciones y necesidades. ¿Qué es lo que ha cambiado internet? Las marcas aún tienen que ajustarse realmente a ello y muchas aún tienen que encontrar el camino para encajar con esas realidades.

    Muchos responsables de marca tienen claro que tienen que realizar una transformación digital y están convencidos de que tienen que ajustar sus compañías y sus firmas a la nueva realidad. Pero, al mismo tiempo que son conscientes de estas necesidades y de estas obligaciones, no lo son tanto con lo que este cambio y este ajuste implica. ¿Qué significa realmente la transformación digital? ¿Qué es lo que tienen que hacer para ajustarse a este cambio? Lo cierto es que, a pesar de todo, no lo tienen tan claro.

    Los estudios no hacen más que demostrar esta compleja realidad. Según demuestra un estudio realizado por Code Computerlove, un 86% de los responsables de negocios tienen claro que la transformación digital es un elemento crucial para sus negocios, pero a pesar de que son plenamente conscientes de la importancia de esta cuestión solo la mitad es capaz de comprender realmente de qué está hablando.

    Pero no solo están confusos en lo que es o no es realmente la transformación digital sino que además están igualmente a ciegas en lo que a si realmente están haciendo las cosas bien toca, como recoge un estudio de The Drum. Según los datos del estudio, del 66% que está liderando una empresa en un proceso de transformación solo la mitad tiene realmente consciencia de que estos cambios estén siendo medidos de forma científica.

    Y de hecho este estar medio a oscuras es una de las cuestiones principales que frena la transformación y que se ha convertido en uno de los elementos que más retrasan a las empresas. Una quinta parte de los encuestados señala que el no saber es la principal barrera a la que se enfrentan, ya que no saben qué es lo que tienen que implementar y tampoco qué estrategia seguir. Al no saber se suma el temor a los riesgos (un 20%) que hace que las compañías se queden un poco a oscuras en transformación digital.

    Cómo se adaptan y en qué gastan

    ¿Cómo se está actualizando el negocio a los nuevos tiempos? ¿Cuáles son los cambios que están imponiendo las marcas en lo que a transformación digital se refiere? En realidad, los líderes de negocio se están centrando en ciertos elementos de forma recurrente. Sistemas informáticos y relación con los trabajadores son los puntos clave alrededor de los que gira todo proceso de digitalización de las marcas.

    Así, la fórmula más popular en la que las marcas se actualizan y se adecuan a la revolución digital es la de echar mano de una actualización de sus sistemas informáticos antiguos (un 65%) o invirtiendo en un nuevo sistema (un 29%). De este modo, la actualización y la transformación digital se equiparan directamente a simplemente comprar tecnología.

    A estas cifras hay que sumar las de quienes emplean la tecnología en su relación con trabajadores y partners, lo que hace que el cambio digital se vea como una herramienta para mejorar relaciones. Un 47% invierte en formación dentro del personal o en contrataciones para liderar el cambio tecnológico, un 41% cambia sus acuerdos con agencias o los crea de cero y un 29% apuesta por hacerse con una consultoría de negocios.

    La transformación digital es más que un nuevo ERP

    Lo cierto es que la transformación digital es mucho más compleja que comprar una nueva herramienta de tecnología o fichar a un nuevo trabajador con un gran dominio en un elemento techie. Estos son puntos necesarios y posiblemente etapas por las que las marcas no tendrán más remedio que pasar, pero no son los únicos elementos necesarios para adecuarse a los cambios y tampoco los únicos que importan a la hora de conectar con el consumidor en los nuevos tiempos.

    La transformación digital es algo más que cambios marcados por la tecnología: es también un cambio de estrategia y un cambio de 'espíritu'. Las marcas no tienen que comprar un nuevo ERP, sino que tienen que aprender cómo funciona un mundo nuevo y cómo deben operar en él.

    Modalidad Online o Semipresencial · Bolsa de Empleo y Prácticas · Becas de hasta el 65%
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar