Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Decálogo para el buen uso de los códigos QR
141 Shares
  • Usúe Madinaveitia es directora de Comunidades de Marca de la agencia 101, especializada en estrategias...
  • Llega una nueva forma de entender el marketing de contenidos
  • Conoce las responsabilidades jurídicas que existen en el entorno digital para proteger a tu empresa
  • Los mejores contenidos al mejor precio ¡Descubra más de 40 millones de fotos, vectores y vídeos!
  • PURO MARKETING

    Desde hace tiempo venimos debatiendo sobre el futuro incierto de los códigos QR. Para algunos es sólo una tecnología más que redirige a un sitio web y no logrará sobrevivir en este mundillo de imparable innovación. Para otros, si se usa adecuadamente, los códigos QR tienen su hueco y es nuestra misión como agencia saber aprovecharlo. Por eso nos sentamos a pensar.   

    Como punto de partida, algunos datos. Según el Mobile Future in Focus de Comscore, sólo el 11,9% de los usuarios de smartphone españoles utiliza códigos QR.

    En otros países de Europa, como Alemania, Francia y Reino Unido el porcentaje de uso es superior. Por otro lado, solo un 51% de los móviles en España son smartphones. Por tanto, parece evidente que existe un potencial de crecimiento en cuanto a la penetración de teléfonos inteligentes y uso de códigos QR. De hecho, según el último Estudio de Comunicación Digital de IAB, un 21% de las agencias españolas invierten ya en códigos QR.

    Los códigos QR permiten, por ejemplo, activar una descarga de software, dirigir a un site, aportar información, activar una llamada telefónica… La clave de su éxito está principalmente en la curiosidad innata al ser humano que querrá saber qué se esconde detrás del pequeño cuadrado encriptado.

    Entonces, ¿dónde está el problema? Principalmente en su mal uso, que provoca frustración en el usuario y mata esta curiosidad para futuras ocasiones. Un error habitual es colocar el QR en un lugar sin red, por ejemplo, una estación de metro sin wifi ni 3G. Ese código QR nunca se podrá leer.

    Otro motivo que puede llevar al fracaso en el uso de códigos QR es la saturación. Están de moda. Y la forma de luchar contra esto es ser creativos y, sobre todo, aportar valor al usuario, para conseguir destacar.

    Lo que parece claro es que no podemos incluir los código QR en todas las campañas simplemente porque esté de moda. El QR debe estar incluido dentro de una estrategia y perseguir unos objetivos concretos.

    Usúe Madinaveitia, directora de Comunidades de Marca de la agencia 101, especializada en marketing digital, nos ofrece un pequeño decálogo de actuación para su buen uso:

    1. Adapta el sitio de destino al móvil
    2. Aporta contenido diferente y de valor para el usuario
    3. Facilita la vida al usuario
    4. Coloca el código en un sitio visible y notorio
    5. Asegúrate de que hay acceso a Internet en el lugar donde coloques el QR
    6. Asegúrate de que dé tiempo a ejecutar la aplicación de escaneo
    7. Incluye una URL alternativa y breve
    8. Incluye una llamada a la acción clara
    9. No incluyas más de un código QR por campaña
    10. Incluye el código QR dentro de una estrategia para la consecución de un fin concreto. Los QR son un elemento táctico, no estratégico.
  • Comentarios (1)
    • carlos vega
      Publicado hace 4 años
      Cabe mencionar que no todas las personas con smartphones tienes conocimiento de dicho codigo QR
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios