Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
176 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Externaliza tus contenidos con Lowpost y multiplica tu productividad generando contenidos de calidad
  • La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • PuroMarketing

    Uno de los problemas ante los que se tienen que enfrentar anunciantes y medios de comunicación en internet es que los consumidores están bastante hartos de la publicidad en la red y que son especialmente críticos con ella. Los consumidores están saturados por la cantidad de anuncios y sobre todo por el uso de ciertos formatos concretos, que hacen que el acceder a los contenidos online no siempre sea fácil, sencillo y cómodo. Estas críticas - y este desencanto con los diferentes formatos publicitarios - hacen que los consumidores-internautas sean cada vez más proactivos a la hora de intentar bloquear la publicidad y de evitar, por tanto, el 'tener que sufrirla'.

    Pero lo cierto es que el cansancio que los internautas sienten ante la publicidad online va más allá de eso y tiene protagonistas que van, igualmente, más allá de esas quejas y de esos problemas que se señalan habitualmente. De hecho, un estudio reciente ha puesto en la lista de los más anuncios más molestos y de los jugadores con la publicidad más odiada a dos nombres de la red que suelen competir por llevarse a más internautas como usuarios y que están concentrando el creciente nuevo gasto publicitario.

    Facebook y YouTube están, como recuerdan en Business Insider, convirtiéndose en plataformas especialmente populares en lo que a publicidad se refiere. Facebook tuvo cerca de 27.000 millones de dólares de ingresos publicitarios en 2016, mientras que de YouTube no es posible saber datos exactos, aunque se da por hecho que es una parte muy importante de los 79.000 millones de dólares que Google ingresó por anuncios en el período. Los dos espacios son, además de dos de los que más están haciendo caja con los nuevos anuncios, dos de los más molestos. Como apuntan en el análisis, citando un estudio de su propio brazo de análisis, BI Intelligence, Facebook y YouTube sirven, al menos para los consumidores, los anuncios más molestos.

    La situación está muy igualada en los resultados del estudio. El 45% escoge a Facebook como el servicio que tiene los anuncios más molestos, mientras que el 43% se queda con YouTube. Las cifras son muy superiores a las que consiguen otras redes sociales. Twitter tiene el 6% de los votos Instagram empata con Snapchat al 3% y LinkedIn se queda en el 1%.

    Por qué resultan molestos

    Entre YouTube y Facebook hay cierta diferencia entre quienes ven como más molesta su publicidad: cuanto más joven es el consumidor, menos tolerancia tiene a los anuncios de YouTube. Los baby boomers soportan mejor los anuncios de YouTube que los millennials. Cuanto más mayor se es más probable es que se ponga a Facebook como el que tiene los anuncios más molestos y cuanto más joven se es más probable que se ponga a YouTube. La explicación a esto está muy ligada, especulan en las conclusiones del estudio, con de dónde vienen los consumidores: los más mayores están acostumbrados a la experiencia de ver anuncios con los contenidos de la tele, por lo que los anuncios de YouTube son similares a algo que ya conocen.

    Igualmente, el estudio apunta dos teorías sobre publicidad en estas dos plataformas y cómo los consumidores están siendo cada vez menos receptivos a estos anuncios. Por un lado, está el hecho de que cada vez tanto YouTube como Facebook están intentando meter más anuncios y servir más y más publicidad. En el caso de Facebook, el movimiento es especialmente evidente, ya que todo lo que la empresa ha hecho últimamente parece ir en esa dirección, la de crear un nuevo escenario en el que pueda simplemente meter más anuncios.

    Por otra parte, el hecho de que cada vez tengan más y más horas de uso hace que los consumidores sean también más reticentes a la publicidad en estas plataformas. Cuando más tiempo se les dedica, menos interés tienen en ver cómo se llena de anuncios.

    Externaliza tus contenidos con Lowpost y multiplica tu productividad generando contenidos de calidad
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar