Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Los millones que usan Whatsapp y las demás importantes cifras
¿Están las apps de mensajería arrebatando el trono a las redes sociales?
Las apps de mensajería siguen arrebatando tiempo y terreno a las redes sociales
575 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Matricúlate en los másters de marketing digital, social media, ecommerce o mobile business
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Ven a la conferencia gratuita el próximo 4 de octubre en IL3-UB. ¡Reserva tu plaza!
  • PURO MARKETING

    Posiblemente no sean pocos los usuarios de Facebook que ya lo han observado. Sus contactos comparten menos fotos de vacaciones, suben menos actualizaciones de estado e indican menos cosas en sus perfiles de lo que lo hacía hace unos años. Quizás es que el paso del tiempo ha hecho a esos usuarios que ven menos actividad entre sus contactos más mayores, como ha hecho a esos contactos, y a medida que uno se hace mayor se vuelve más reservado con lo que cuenta y lo que no de su vida privada. Quizás es simplemente que esa desaparición del contarlo todo es un síntoma más de que las cosas están cambiando y que está a punto de llegar una nueva era, la era de las apps de mensajería.

    ¿Por qué se podría pensar que los consumidores han migrado a las apps de mensajería? Por un lado, las redes sociales ya no son lo que eran, se podría decir, y han vivido cambios en los últimos tiempos que han hecho que algunos de sus usuarios no estén exactamente conformes con lo que tienen delante. Los sucesivos cambios en los algoritmos (o la directa incorporación de algoritmos a la gestión del feed de actualidad) han hecho que las redes sociales se hayan visto afectadas por más y más cambios. Lo que el usuario de la red social encontraba cuando se dio de alta en la misma no es necesariamente lo que se puede encontrar ahora mismo.

    Por otro lado, las redes sociales han entrado de lleno en el juego de la publicidad. Para los medios online, se han convertido en unas nuevas poderosas enemigas, ya que están consiguiendo captar una parte cada vez más importante de los presupuestos de publicidad de las marcas. Para los usuarios de las mismas, se han convertido en más de lo mismo. Cuando llegaron al mercado era un entorno en la que la publicidad era escasa o inexistente. Ahora, y uno solo tiene que hacer scroll en el feed de Facebook para comprobarlo, se ha convertido en una especie de eterna constante.

    Y, finalmente, las redes sociales se han convertido en uno de los elementos que más tensión generan en lo que a los consumidores se refiere en materia de privacidad. Las diferentes firmas del sector han empezado a saber demasiado sobre nosotros y están además empleando esa información en su estrategia de negocio. No es que los demás no lo hagan (al fin y al cabo, las cookies están ahí desde hace años y, nuevo al fin y al cabo, las apps de mensajería son el recipiente de información muy privada que podría ser muy útil si decidiesen emplearla), pero las redes sociales se han convertido en uno de los escenarios más visibles de esta cuestión y uno de los que ha protagonizado más y más críticas.

    Frente a todos estos análisis y punto, o mejor dicho, con todos estos puntos y análisis, están las cifras: las redes sociales están empezando a perder la batalla de los números frente a las aplicaciones de mensajería.

    Los millones que usan Whatsapp y las demás importantes cifras

    Las redes sociales están viendo como las cifras de usuarios de las apps de mensajería están subiendo demasiado, lo demasiado como para posicionarse de forma destacada y arrebatarles el trono de las más populares de la fiesta, como acaba de demostrar un estudio de Business Insider.

    Para verlo, no hay más que tomar el histórico de datos que van desde el tercer trimestre de 2011 a las últimas cifras de 2015. Al principio, las aplicaciones de las redes sociales se posicionaban de forma destacada a mucha distancia de las apps de mensajería. Las cosas empezaron a cambiar en el cuarto trimestre de 2013, cuando las apps de mensajería dieron el golpe de subida, y cambiaron definitivamente a principios de 2015, cuando las cifras de usuarios mensuales de las apps de mensajería adelantaron a las cifras de usuarios mensuales de las apps sociales.

    Los usuarios mensuales de apps de mensajería rozan los 3.000 millones. Los de apps de redes sociales están aún intentando llegar a los 2.500 millones.

    No es que las apps de las redes sociales hayan vivido un desacelerón. Lo cierto es que ellas también siguen subiendo en cifras de usuarios. Lo que ha cambiado y el lugar en el que está el punto de diferencia entre unas y otras está en la velocidad. Las apps de las redes sociales crecen de forma sostenida. Las apps de mensajería crecen de forma acelerada. La previsión a futuro es que esa tendencia se mantenga, lo que hará que unas sigan creciendo a velocidades ultrasónicas y las otras a velocidades moderadas. La separación entre unas y otras no parará, por tanto, de crecer.

    Pero esta tendencia no solo tiene un impacto en términos de uso, sino que también puede modificar cómo se hacen las cosas y qué hacen las marcas. Las apps de mensajería tienen una línea de monetización más clara, muchas veces, que las redes sociales (venden, por ejemplo, bienes intangibles o servicios a compañías). A esto se suma que estas apps funcionarán mejor en el mundo de bots que se avecina inminente, lo que hará que su atractivo para las marcas sea mucho mayor en el futuro inmediato.

    Selecciona contenidos y crear de forma sencilla tus eBooks en PDF
  • Comentarios (1)
    • Publicado hace 20 días
      facebook o lo que es lo mismo.. el aburrimiento, es tan del 2009! bueno, sigue siendo la red social preferida de mi abuela y de mis tías. Mis hijos ya no tienen ni cuenta, los que se la crearon la han borrado, los más jóvenes ni se la han creado ni piensan hacerlo
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios