PuroMarketing

Los anuncios, eso sí, no son muy innovadores y se parecen a los de los de juegos 
Así será la publicidad que se verá en la realidad virtual: Facebook ha empezado a probarla

Desde hace algunos años, la realidad virtual es una de esas tecnologías que siempre se cuela en los listados de cosas muy prometedoras que nos traerá el futuro. Se espera que permita crear nuevos servicios y experiencias, lo que abrirá nuevas oportunidades de negocio. También, se asume que hará algunas de las cosas que ahora ya tenemos mucho mejores y más inmersivas.

Para los marketeros, será una oportunidad para mejorar la atención al cliente, abrir nuevas experiencias y, no menos importantes, encontrar un nuevo escenario para los anuncios.

Pero ¿cómo serán los anuncios de la realidad virtual? ¿Cómo se servirán para que no sean intrusivos y para que no lastren algo que está todavía por consolidar (y que obliga al consumidor a invertir para comprar un equipo que permita 'verla')?

Por ahora, claro está, todo son ideas y propuestas, aunque algunos de los planes concretos que han presentado ya los players pioneros de la realidad virtual permiten comprender en qué dirección se va. Facebook lleva años trabajando en esta tecnología y posicionando su Oculus. Facebook es, además, una compañía que depende - y mucho - de los anuncios. El peso que tienen en sus cuentas es brutal (la publicidad supone el 97% de todos sus ingresos) y Facebook necesita ir encontrando siempre nuevos espacios en los que servir publicidad.

Facebook empezó a probar cómo funcionaba la publicidad en su app móvil de Oculus. Ahora, acaba de anunciar que empezará a hacerlo con sus gafas de realidad virtual. Uno de los juegos de Resolution Games será el primero en el que se prueben, aunque ya han explicado que otros desarrolladores se sumarán en las próximas semanas a la prueba.

Es crucial: para servir esos anuncios, necesitan contenidos. Los desarrolladores, y tal y como recuerdan en The Wall Street Journal, deben ser una parte muy importante de esta apuesta. Facebook ha asegurado al diario económico que se llevarán una parte de los ingresos publicitarios que generen los anuncios.

De dónde sale esta publicidad

¿Cómo son esos anuncios? Facebook insiste en una de esas cosas que los players de internet recuerdan siempre que venden el potencial de la publicidad. "Los anuncios son más efectivos cuando son de alta calidad y relevantes", explican en su blog.

Por eso, aseguran que seguirán los principios de calidad que marcan también qué se puede anunciar o no en su red social (aunque aquí y ante este punto se podría abrir todo un debate sobre si son o no anuncios de calidad) y los consumidores seguirán teniendo acceso a herramientas para controlar qué publicidad le sirven.

Los anuncios usan los habituales datos que genera el perfil, como ocurre con los anuncios tradicionales de Facebook, pero no van a usar información extraída del uso de Oculus y que se considera sensible (como las imágenes que capta su cámara o la información de peso de su sistema de fitness).

El aspecto del anuncio

El anuncio se muestra de un modo visual dentro de la imagen. Es casi como ver un banner más (la prensa tecnológica estadounidense lo describe como las cajas publicitarias estándar en las interfaces de juego). El usuario, como explican en The Verge, puede abrirlo o guardarse ese link para después.

Si decide abrirlo, lo que se carga es una landing especial dentro del navegador de Oculus. Es decir, el anuncio no es, por ahora, nada especialmente rompedor en términos de lo que permite hacer, pero al menos mantiene todo el proceso dentro del servicio.

El alcance es todavía modesto. Como han explicado al medio tecnológico desde Facebook, la compañía aún no ha decidido si los anuncios podrían aparecer en experiencias como Oculus Home o en otras apps.