PuroMarketing

En escritorio las cifras se han estancado, pero no ha pasado lo mismo en navegadores móviles 
La saturación y malas prácticas publicitarias disparan el uso de los adblockers en dispositivos móviles

Hace unos años, se produjo una especie de pánico entre medios y anunciantes por el boom de los adblockers. Los sistemas que bloqueaban la carga de publicidad parecían ser cada vez más populares y las cifras de uso iban en progresivo aumento. La tendencia al alza apuntaba a un futuro poco prometedor en términos publicitarios, tanto que los propios medios se lanzaron a hacer campañas y más campañas de concienciación con sus audiencias. Era la época en la que los medios se esforzaban por ser creativos a la hora de empujar a los usuarios con adblockers a desactivarlos.

Sin embargo, y aunque las cifras y la situación tuvieron su momento de gloria y de protagonizar titular tras titular, el hype fue cayendo. Quizás fue porque los medios empezaron a pasarse a formatos de payall, quizás fue porque las cifras de crecimiento no crecieron tanto como esperaban. Lo cierto es que es que el pánico generalizado pareció vivir un momento de pausa. Sin embargo, la saturación de anuncios sumada a las malas prácticas publicitarias, han disparado el uso de los adblockers en dispositivos móviles.

¿Quiso esto decir que los adblockers habían dejado de ser un peligro para anunciantes y medios? Nada más lejos de la realidad. Los adblockers sigue estando ahí y siguen siendo muy usados.

El último estudio sobre el uso de los adblockers en el mundo aporta una cifra elevada: 843 millones de usuarios en todo el mundo emplea este tipo de sistemas para bloquear los anuncios online, como señalan desde Warc partiendo de datos de Blockthrough. Lo interesante está en dónde emplean esos sistemas.

Aunque el uso de adblockers en escritorio se ha estancado, esto no quiere decir necesariamente que se haya convencido a los usuarios de que no usen estos sistemas. En móvil, su empleo se ha disparado. La gráfica lo deja muy claro. El uso en escritorio se mantiene más o menos sin cambios desde 2015, pero el de móvil es una línea ascendente y disparada.

Así, a diciembre de 2020, el último mes en el que se ha hecho balance, 257 millones de usuarios empleaban un adblocker en su navegación desde escritorio. En móvil eran 586 millones. Eso sí, en 2020 se produjo un pequeño crecimiento en el uso de adblockers desde escritorio, quizás porque los usuarios estaban pasando más tiempo en casa navegando online y lo estaban haciendo más desde esos terminales.

En el entorno móvil, el crecimiento del uso de adblockers se explica por el patrón de uso de los propios navegadores. Como explican en las conclusiones del estudio, el crecimiento está muy conectado al hecho de que cada vez más usuarios emplean adblockers que ya bloquean los anuncios por defecto.

Quiénes los emplean y por qué

El estudio también ha hecho un breve perfil del usuario que emplea adblockers y las razones por las que lo hace. En general, los usuarios varones y jóvenes son quienes es más probable que tengan activado uno de estos servicios.

El por qué se emplean los adblockers sigue siendo la misma razón que lo explicaba hace años. Los consumidores están hartos de los anuncios disruptivos y molestos. Es por ello que activan estos servicios. Si los anuncios son ligeros para la carga y no suponen una experiencia molesta, los internautas no los ven con tan malos ojos.