Artículo Negocios y Empresas

Cómo los empleados pueden ayudar a mejorar la imagen y reputación de las empresas y marcas

Los empleados no son simplemente fuerza laboral; son la cara visible y activa de la empresa

Por Redacción - 24 Noviembre 2023

La reputación de una marca se posiciona como uno de los activos más invaluables y estratégicos de las empresas y marcas. En este complejo entramado, los empleados y trabajadores emergen como actores clave, desempeñando un papel fundamental en la construcción y proyección de la percepción pública de una empresa.

En este sentido, el informe Edelman Trust Barometer, destaca una realidad sorprendente: los empleados se han convertido en una fuente de información más confiable que los propios líderes empresariales y la marca. Este fenómeno, respaldado por investigaciones exhaustivas, revela que los colaboradores no solo son esenciales para el engranaje corporativo, sino también arquitectos activos de la reputación de la empresa. Otro estudio relacionado de Hinge Marketing refuerza este argumento al revelar que un 86% de las empresas encuestadas considera que la promoción realizada por sus empleados tiene un impacto positivo en la reputación de la marca.

Desentrañar cómo los empleados pueden influir positivamente en la reputación de una marca es crucial. Los datos demuestran que la interacción positiva entre empleados y clientes es una herramienta poderosa. La investigación de YouGov indica que el 86% de los clientes desarrolla una mejor impresión de una empresa después de experimentar un servicio positivo de uno de sus empleados. Otro estudio relacionado de Sprout Social revela que los empleados son 24 veces más propensos a compartir contenido sobre su empresa en redes sociales que la propia empresa. Esta dinámica presenta una oportunidad invaluable para aumentar la visibilidad y mejorar la percepción de la marca de manera orgánica.

Creando Embajadores Efectivos: Estrategias Clave de las Empresas

La responsabilidad de las empresas en facilitar un entorno propicio para que los empleados se conviertan en embajadores efectivos de la marca es central. Estrategias como la creación de una cultura empresarial positiva, ofrecer oportunidades de desarrollo profesional, y reconocer y recompensar el buen trabajo son fundamentales para fomentar la participación activa de los empleados. Además, la relación entre empleados y reputación de la marca va más allá de las contribuciones individuales. La interconexión de empleados como embajadores de la marca y la construcción de una reputación sólida se nutre de elementos interrelacionados que, cuando se fusionan, crean un impacto aún más significativo.

La influencia positiva de empleados comprometidos y con una actitud positiva hacia su trabajo se extiende más allá de las interacciones directas. Un entorno laboral que fomente el compromiso y la positividad se convierte en un catalizador clave para una reputación robusta. De igual forma, la interacción directa con los clientes se erige como una oportunidad estratégica para mejorar la reputación de la marca. Empleados que brindan un servicio al cliente excepcional contribuyen a la construcción de una experiencia positiva que se traduce directamente en la percepción de la marca a largo plazo.

Un estudio de Weber Shandwick encontró que el 50% de los consumidores considera que los empleados son muy o extremadamente creíbles cuando se trata de información sobre la empresa. Por lo tanto, ante el propósito de mejorar la imagen y reputación, la coherencia en la representación de los valores y la misión de la marca por parte de los empleados es esencial. Cuando los empleados comprenden y reflejan de manera consistente los principios de la marca, se crea un tejido sólido que refuerza la identidad corporativa. Por ejemplo, la presencia activa de empleados en redes sociales se convierte en un canal dinámico donde la autenticidad y la conexión personal destacan los aspectos positivos de la empresa. Los empleados, al ser embajadores en estas plataformas, contribuyen a una narrativa más rica y atractiva que resuena con la audiencia.

Los empleados no son simplemente fuerza laboral; son la cara visible y activa de la empresa

Su compromiso, actitud positiva, servicio al cliente excepcional y participación en redes sociales y la comunidad no solo son aspectos de la cultura corporativa, sino que también son fuerzas que moldean la percepción de la marca de manera significativa. La construcción y mejora de la reputación de una marca se convierten en una empresa colectiva, donde cada empleado es un embajador potencial, y su contribución es esencial para el éxito a largo plazo de la empresa en el mercado altamente competitivo y dinámico de hoy.

La relación entre los empleados y la reputación de la marca es una interacción compleja y multifacética. Más allá de las contribuciones individuales, es la sinergia de estas acciones y actitudes lo que da forma a una reputación sólida y positiva. La empresa y sus empleados forman una unidad interdependiente, donde el compromiso, la autenticidad y la responsabilidad se entrelazan para construir y mantener una reputación que trasciende los límites corporativos y se arraiga en la mente del consumidor. Este enfoque holístico no solo asegura la mejora continua, sino que también establece las bases para una reputación duradera en un entorno empresarial dinámico y desafiante.

Más Leídos
Semanal
Mensual
Anual
Contenidos Patrocinados
ADS
Promocionados