PuroMarketing

Una de las grandes cábalas que realiza la industria en lo que a publicidad respeta para el futuro inmediato es que entre con fuerza un nuevo jugador. Una de las previsiones favoritas de los analistas es la de especular con cómo Amazon se va a convertir en los próximos tiempos, quizás incluso en los próximos meses, en el tercer gran elemento dentro del mercado publicitario online, el jugador disruptivo que retará el dominio de Facebook y Google o que al menos se posicionará como tercero en discordia.

Las pruebas en las que se asienta esta estimación son varias. Por un lado, está el potencial de Amazon, quien cuenta no solo con un elevado número de usuarios en todo el mundo sino que además acumula información muy valiosa sobre cómo estos compran y sobre lo que a estos le interesa. A eso hay que sumar que Amazon ha conseguido convertirse ya en el punto de partida para ciertos comportamientos online, como el de realizar búsquedas sobre productos.

Por otro lado, está el propio interés del gigante en la materia, ya que en los últimos tiempos ha ido fichando a talento relacionado y ha ido creando su propia infraestructura para el mercado publicitario (haciendo que los expertos hayan empezado ya sus cábalas y cuentas atrás para ver cuando entra directamente 'al trapo').

Pero ¿tenemos que esperar realmente a que Amazon dé ese paso o en realidad el gigante del ecommerce está ya muy bien posicionado en el mercado publicitario y está ya vendiendo bastante en publicidad? Amazon ya tiene anuncios. Las marcas y las empresas pueden ya patrocinar resultados de búsqueda y pueden ya posicionarse entre las páginas de sus servicios. Por poder, se puede hasta ser un anuncio en uno de los dispositivos de la compañía, como sus tablets, que se venden a precios más bajos para poder acceder a ellos con anuncios.

Amazon ya está vendiendo anuncios y ya está consiguiendo cantidades muy importantes de dinero con este nicho de negocio. En 2017, como calculan en Fast Company, Amazon cerró el año con 2.800 millones de dólares en ingresos publicitarios. La cifra es bastante elevada y, aunque aún no supera a Google o Facebook (las dos compañías que lo superan dentro de las plataformas online en el ranking por ingresos publicitarios, junto a Oath) si bate a otros jugadores del mercado. Resumiendo: Amazon no es una estrella potencialmente emergente en el mercado publicitario online, sino que ya ha desplazado a otras estrellas emergentes.

Amazon mueve más dinero que Twitter

Amazon ya mueve más dinero en publicidad online que Twitter o Snap. Twitter cerró 2017 con 2.000 millones de dólares en ingresos publicitarios y Snap con 800. Las dos cifras están por debajo de las que logró Amazon.

Y eso, además, que el grueso de los ingresos publicitarios de Amazon está ligado a un destino concreto. Casi todo lo que genera por publicidad es por anuncios posicionados en Amazon.com, la versión estadounidense de su tienda online, lo que deja todavía muchísimo margen de crecimiento, especialmente ahora que Alexa o Prime Video podrían entrar en la ecuación.

El potencial de Amazon y de su información sobre los consumidores y sus hábitos han conseguido además despertar el interés incluso entre marcas que no venden en la plataforma, que han empezado, como apuntan en Fast Company, a hacerse preguntas sobre la misma y sobre cómo pueden usarla.

Eso sí, a pesar del potencial, Amazon aún tendrá que trabajar para hacer que su oferta publicitaria sea más eficiente y más como los marketeros esperan que sea. Las voces del mercado que ya trabajan con ellos se quejan de que los precios no son muy consistentes ya que varían y que sus herramientas de segmentación están aún lejos de lo que se puede hacer en Google o Facebook. Aunque, eso sí, gana a estas plataformas en algo: sabe mucho mejor cuando el receptor del mensaje es realmente un humano.