PuroMarketing

Puede que sea una de las noticias más importantes del año en comercio electrónico en España: El Corte Inglés acaba de cerrar un acuerdo estratégico con Alibaba. El poder del acuerdo y el potencial del mismo han hecho que los análisis de no pocos medios empezasen con un mismo titular, el que apuntaba que era un acuerdo antiAmazon.

¿Qué es exactamente lo que firmaron las dos compañías? En la nota de prensa de la presentación del acuerdo que lanzó El Corte Inglés, la compañía explica que es un convenio que hará que las dos compañías puedan colaborar "en distintos proyectos de comercio global, cloud computing e innovación, y el pago por móvil".

En el acuerdo están, por tanto, los diferentes lazos de Alibaba, como son Tmall, Alibaba Cloud, Alipay y AliExpress (cloud, pago o tienda online). Además, El Corte Inglés pone como valor su red de tiendas y sus "infraestructuras físicas". "Este acuerdo nos va a permitir aunar el mundo físico y el online, ofreciendo la mejor experiencia de compra al cliente", explicaba el consejero delegado de El Corte Inglés, Víctor del Pozo.

Adentrarse en el comunicado permite ir a lo mucho más específico. El Corte Inglés usará la tecnología de big data de Alibaba, distribuirá sus marcas propias y productos españoles en China usando Alibaba como punto de venta en el país asiático o integrará Aliplay en sus modos aceptados de pago (lo que le simplificará las cosas atrayendo a los consumidores chinos que llegan como turistas).

Lo que gana Alibaba

Alibaba usará las tiendas del Corte Inglés como espacio potencial para corners especializados y espacios para su AliExpress, al modo que ya hizo durante el último Día del Soltero. La tienda pop-up había sido un espacio experimental en El Corte Inglés de Sanchinarro, en Madrid, donde AliExpress vendía productos de tecnología, movilidad, audio y hogar por tiempo limitado. Las compras hechas online en Alibaba se podrán recoger en las tiendas del Corte Inglés, aunque ese no será el único punto.

En la nota de prensa de presentación del acuerdo también hablan de una colaboración en centros logísticos. Para el gigante chino esto podría ser un punto destacado en lo que al acuerdo se refiere, ya que, como señalan en El País, no tienen infraestructura logística propia en España.

Amazon, su principal competidor por el mercado global en comercio electrónico, sí que la tiene: en los últimos años ha ido abriendo centros logísticos por toda España, que se completan con una red europea que también está geográficamente cercana. La colaboración en el terreno de la logística podría ser lo que apuntale la posición de AliExpress en el mercado español.

En resumen: El Corte Inglés aporta una red de tiendas y un punto de contacto físico con los consumidores en España para Alibaba y Alibaba le da al Corte Inglés el acceso a la tecnología que soporta que el gigante chino se haya convertido en una de las grandes fuerzas en el comercio electrónico mundial.

Por qué es un acuerdo antiAmazon

Al fin y al cabo, asentarse como líderes en el mercado del ecommerce en España es una idea muy golosa. En 2017, según los datos anuales de la CNMC, el ecommerce creció un 25,7% en España y superó en facturación los 30.000 millones de euros.

El mercado está dominado por Amazon, como mostraba un estudio de Cuponation. Amazon era quien tenía con diferencia más tráfico en España, con más de 1.373 millones de visitas. eBay era la segunda con algo más de 356 millones y El Corte Inglés la tercera con algo más de 277. Alibaba - con Aliexpress - era cuarto.

Los jugadores tienen que afinar y que posicionarse mejor si quieren arrancar una parte del dominio que Amazon tiene en el mercado. Para arañar su posición de dominio necesitan ser mucho más rápidos en las entregas y tener una buena estructura logística (lo que Alibaba podría ganar con este acuerdo) y también mucho más eficientes a la hora de comprender qué quiere el consumidor (lo que ganaría El Corte Inglés usando las herramientas y soluciones de big data).