PuroMarketing

La Comisión Europea invita a EEUU a unirse a sus esfuerzos y crear una base de actuación común 

En todas las quinielas de lo que iba a marcar 2021, estaba la de las cuestiones legislativas y judiciales con respecto a los grandes de la tecnología. Al fin y al cabo, ya habían cerrado con problemas 2020 y no solo en términos de reputación corporativa. Los organismos reguladores europeos y estadounidenses habían arrancado, de forma paralela, investigaciones sobre el papel que las grandes tech ocupan en el mercado y cómo eso afecta a los demás players.

El caso de Facebook es el más notable, porque el caso judicial en Estados Unidos es bastante importante y notable, pero lo cierto es que la situación afecta a todas ellas. Las autoridades han puesto bajo la lupa tanto su papel en el mercado de la publicidad online como la situación que ocupan en comercio electrónico. Todo está siendo analizado con detalle.

Hasta ahora, las investigaciones corrían paralelas y lo que hacía Europa iba por un lado frente a lo que hacía Estados Unidos. El cambio político en EEUU, con la llegada de Joe Biden al poder, podría suponer una mayor sintonía entre Estados Unidos y la Unión Europea y eso se podría convertir en un problema mayor para estas compañías tecnológicas y sus procesos por su supuesto monopolio del mercado.

En 2021, Europa y EEUU podrían trabajar de forma conjunta a la hora de atacar lo que creen se ha convertido en un problema.

La invitación de la Comisión

La Unión Europea, al menos, ya ha hecho un llamamiento para que esto ocurra así. Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, ha invitado en el Foro Económico Mundial de Davos a la administración estadounidense a crear una base normativa común que limite el poder de las grandes firmas tech.

Es decir, los ha invitado a trabajar de forma conjunta contra el alcance de las grandes empresas del universo online, al menos en un terreno concreto.

Guerra a las fake news

Von der Leyen ha puesto el foco en el papel que compañías como Facebook y Twitter tienen en la desinformación y la distribución de fake news (algo, podríamos añadir, que es menos problemático de atacar de forma conjunta que los monopolios de mercado). La presidenta de la Comisión ha hablado, como recoge AP, de "los lados más oscuros del mundo digital".

"El modelo de negocio de las plataformas digitales tiene un impacto y no solo en la competición libre y justa, sino también en nuestras democracias, nuestra seguridad y la calidad de nuestra información", ha asegurado la líder europea. "Es por ello que necesitamos contener este inmenso poder de las grandes compañías digitales", ha añadido. Von der Leyen plantea que EEUU se sume al trabajo que ya está realizando la UE para crear un marco común en términos vinculados a este problema.

Incluso, la presidenta ha señalado, al hilo del cierre de las cuentas de Donald Trump en Twitter, que ese margen de poder no debería estar en una empresa privada (esto es, la cuestión no es tanto si fue o no una maniobra adecuada como si una compañía puede tomar de forma unilateral una decisión de tanto calibre).

Lo que esto puede suponer

Eso sí, el potencial del trabajo común no se quedaría ahí. Como recuerdan en AP, podría abarcar también cuestiones como la protección de datos, la privacidad o la seguridad de infraestructuras críticas. Todo ello tendría ramificaciones muy importantes en lo que ocurre en internet, el papel de las empresas en ello y lo que pueden o no pueden hacer en relación con los consumidores.

Sea como sea y se llegue al nivel de colaboración que se llegue, lo que es incuestionable es que las autoridades públicas a ambos lados del Atlántico están prestando más atención a lo que hacen las grandes de internet y, sobre todo, a lo que implica y cómo pueden limitar su poder.