PuroMarketing

Ya no solo quieren poder organizar por precio o por más relevante, sino también por cómo cumplen con sus compromisos 
Más protagonismo para el marketing con valores: Los consumidores quieren clasificar en compras online a las marcas por sus principios

Los valores se han convertido en una especie de elemento de base en marketing a lo largo de los últimos años, porque los millennials primero y los miembros de la Generación Z después los han posicionado como una cuestión clave que marca su relación con las marcas.

De estos consumidores saltaron al mercado general y se convirtieron en una pieza clave en marketing y estrategia. Las marcas necesitan transmitir que tienen principios y que los defienden, como demuestra que cada vez se hable más de los ODS o que se insista en la guerra contra el plástico.

La relación de los potenciales compradores con aquellas marcas que hablan de forma clara de sus valores y que los defienden es diferente, se podría decir que mejor. Estos compradores han ido teniendo en cuenta los valores para cada vez más cosas, cosas que afectan a las decisiones de compra y a los ingresos de las empresas (y a lo que por eso los marketeros prestan muchísima atención). El impacto de estos principios toca cada vez más palos y los consumidores lo tienen mucho más presente.

Ahora, los consumidores también quieren poder escoger a las marcas según sus valores. Esto es, quieren poder hacer un cribado previo y filtrar a aquellas marcas que encajan con sus intereses y con lo que ellos mismos defienden. Es lo que ha demostrado un estudio británico, elaborado por la Data & Marketing Association.

Organizar por compromisos

Como explican en Marketing Week, los consumidores siguen esperando un cierto baremo en términos de dinero. Quieren sacar el mayor partido al dinero que se gastan en los productos. Al mismo tiempo, también quieren que el valor ganado no sea únicamente económico, especialmente cuando prueban marcas nuevas.

A la hora de tomar esa decisión, cada vez tienen más en cuenta qué apoyan las marcas en cuestión y cuál es su posición ante los temas que dominan la agenda.

Así que no sorprende que los consumidores quieran que les simplifiquen el proceso de decidir qué marca quieren y cómo la van a seleccionar. Un 45% de los consumidores asegura que querría poder filtrar productos en las tiendas online partiendo de cuestiones vinculadas a valores. Aplicarían filtros que les mostrasen a marcas que hacen un trabajo en sostenibilidad o diversidad.

Un 45% se queda cerca de la mitad de los consumidores sin serlo, lo que podría hacer que la cifra no pareciese tan relevante a los marketeros. Sin embargo, si ya de por sí es una cantidad importante más lo es cuando se pone el foco en los consumidores más jóvenes. Entre los 25 y los 34 años, la cifra que quiere filtrar por valores sube a cerca de dos tercios.

Por supuesto, la importancia de la diversidad y los valores no se solo en este terreno. También se aplica a cuestiones como la publicidad y el marketing en general. Uno de cada cuatro consumidores asegura que favorecería a una marca si está hace un trabajo mejor que las otras representando diversidad. La cifra escala entre los jóvenes. Son el 59% de los de entre 25 y 34 y el 47% de los de 16 a 24 los que lo dicen.