PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La naturaleza humana (y social) es muy de criticar, y eso se puede comprobar cada vez que una marca rediseña un logo, una web o, en el caso de Twitter, un pequeño detalle de su red social. ¿Pero que digamos que algo no nos gusta significa que no lo queramos usar? Tenemos la prueba fehaciente de que no es así.

La pasada semana Twitter nos sorprendió a todos cambiando las estrellas (favoritos) por corazones (likes), algo que ya había testado con algunos usuarios anteriormente, y que parecía haber dado buen resultado. Desde la red social lo justificaron explicando que el corazón es un símbolo universal, más expresivo y que permite transmitir un mayor abanico de emociones y conectar mejor con la gente.

El propio Twitter lo anunció vía Twitter y la red social ardió al momento: la palabra "favorito" se convirtió en trending topic y fueron muchos los usuarios que criticaron el cambio, por ñoño, por copia de los "me gusta" de Facebook, o porque no es lo mismo dar un like que un fav; aunque la mayoría simplemente aprovecharon la ocasion para bromear sobre el asunto.

Lo cierto es que una semana más tarde, uno de los directivos de la red social, Kevin Weil, anuncia que Twitter ha experimentado un incremento de likes del 6% desde la introducción del corazón y uno tiene que reconocer que igual a la gente le gustan los corazones más de lo que se atrevió a reconocer en público. Según Weil, la razón del éxito es evidente, y tiene que ver con lo explicado antes: los corazones son mucho más fáciles de entender y además responden a una serie de pruebas previas, con diversos símbolos. Además, señaló que el incremento es aún mayor para los nuevos usuarios: del 9%.

Otra de las explicaciones para ese incremento está en lo habituado que está el usuario a compartir corazones, un símbolo presente en muchas otras redes sociales y aplicaciones como Instagram, Vine, Periscope, y ahora también en Facebook (aunque no como "me gusta", donde continúa el famoso pulgar hacia arriba).

En todo caso, este cambio parece ser solo uno de los muchos con los que Twitter está tratando de dar un giro de timón que encauce su rumbo lejos de las pérdidas económicas.

La base de usuarios de Twitter apenas está creciendo

Las cifras del tercer trimestre de Twitter no han sido nada positivas, aunque sí han supuesto una mejora económica respecto al pasado año. Así, han reducido sus pérdidas un 25%, pero aún pierden 131 millones de dólares. Lo bueno es que han conseguido doblar los ingresos, que alcanzaron los 569 millones durante el último trimestre.

Pero lo más preocupante quizá sea la desaceleración en el crecimiento de usuarios: ya que aunque los usuarios aumentan mes a mes, cada vez menos (durante el último trimestre el crecimiento fue solo de un 1'3%).

Frente a esta situación, Twitter no se ha cruzado de brazos, sino que se ha embarcado en muchas transformaciones de las cuales el cambio de fav por likes no es sino la más superficial. En los últimos meses han cambiado de CEO, han introducido el servicio de publicaciones recomendadas "Moments", han anunciado nuevas herramientas analíticas y han comenzado a probar nuevos formatos de anuncios (y pronto mostrarán anuncios también a la gente que visita la plataforma sin estar registrada).

Eventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo