PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Entre las marcas que se consideran las más creativas del mundo, Burger King ocupa una posición destacada. Es la marca más creativa del mundo, al menos para la industria. Lo es gracias a unas campañas de marketing y a unas acciones vibrantes, innovadoras y rompedoras.

Y, entre ellas, el marketing de guerrilla suele tener una posición destacada. Burger King lo usa como recurso habitual para llamar la atención, posicionarse en el mercado y aprovechar los temas del momento. Poco importa que sea un gigante de alcance global y con una marca muy poderosa. Las diferentes filiales de la compañía suelen aprovechar el momento con campañas descaradas que llaman la atención más allá de su mercado y que se convierten en virales.

El último movimiento de Burger King une algo que los consumidores aman - cosas gratis - con otro que los consumidores detestan - los spoilers de sus contenidos favoritos - en una campaña pensada para hacerse viral. La división alemana de Burger King ofrece a sus clientes comida gratis si son capaces de soportar que les estén 'spoileando' todo el rato la última entrega de Star Wars. The Spoiler Whopper es la estrella de esta campaña: si los consumidores acceden a descubrir un spoiler de la saga, Burger King les dará una hamburguesa gratis.

El anuncio que la compañía ha subido a YouTube es mucho más dramático. Los consumidores están rodeados de spoilers vinculados a todos los productos y que los persiguen hasta en las pajitas que usan para beber los refrescos. Sin embargo, como recuerdan en FastCompany, el vídeo es una dramatización (muy dramática) de la realidad de la campaña.

En la campaña real, los consumidores tienen que acceder a la app de Burger King. Esta les mostrará un spoiler, que tendrán que leer en voz alta a los dependientes para que estos les den el producto gratis (y confirmar así que de verdad lo han 'sufrido'). Como explicaba el responsable de marketing de la filial alemana a la prensa estadounidense, Klaus Schmäing, "queríamos retar el amor de la gente por el Whopper y someterlo al test definitivo pidiéndoles escoger entre su amor por nuestro producto estrella y su amor por la más épica película de ciencia ficción jamás creada".

Navegando las fronteras de lo que no se puede hacer

Eso sí, la campaña juega no solo con los spoilers sino también con las finas aguas de la propiedad intelectual. Se sabe que se está hablando de Star Wars, pero no se menciona exactamente de un modo directo (Disney es, no olvidemos, alguien vigilante con su identidad de marca). Rey, por ejemplo, es "la joven espadachina".

Y eso, que podría parecer un tanto cutre, es, en realidad, una muestra genial de la esencia del marketing de guerrilla, que implica forzar los límites y las fronteras de lo que se puede hacer y lo que no.

Por supuesto, este no es el primer movimiento de marketing de guerrilla de Burger King, ni será el último. Una de hace unos años se convirtió en una muestra de cómo la burbuja de la felicidad había pinchado (y en un toque contra McDonald's) y otra más reciente en una inteligente maniobra para aprovechar que McDonald's había perdido la marca registrada de su Big Mac (y sí, en otro toque contra su principal competidora).

De hecho, en la guerra de marcas que enfrenta a los dos gigantes de la comida rápida, el marketing de guerrilla es el patrimonio de Burger King y sus movimientos son los más destacados. Mientras McDonald's suele usar una imagen más "family friendly" y campañas más amables, Burger King suele ser mucho más atrevida y sacar el mayor provecho posible a los movimientos de guerrilla.

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo