PuroMarketing

Facebook sigue trabajando para posicionarse en el mercado de la publicidad online y, sobre todo, robarle sus posiciones privilegiadas a Google. La red social estaría ultimando su propio AdSense, trabajando en una plataforma para la venta automatizada de anuncios (lo que hace AdSense) que se servirían en páginas externas a la propia red social.

Por el momento, no se sabe la fecha exacta en la que la nueva plataforma podría ver la luz y ponerse realmente en marcha, como publica AdAge, el medio que ha descubierto los planes de la red social gracias a fuentes cercanas a la operación (los responsables de comunicación de la firma no han entrado a hacer valoraciones a los medios estadounidenses sobre la información, como suele ser habitual en estos casos). Para crearla, Facebook emplearía la tecnología de LiveRail, una herramienta para la industria publicitaria que compró el verano pasado. LiveRail era, sobre todo, una plataforma de venta de publicidad para vídeos cuando Facebook la compró, aunque su potencial iba ya más allá.

¿Cómo funcionará esta plataforma publicitaria de Facebook? Según lo que ha podido saber AdAge, no usará en un primer momento las identidades de Facebook para seguir los anuncios y segmentar la publicidad, sino que funcionará empleando cookies como hacen otros servicios de anuncios online. El modo de uso para las marcas será muy similar al que ya conocen de otras plataformas y al que ya están acostumbrados. Tendrán que comprar espacios publicitarios empleando herramientas de automatización y pujar por el inventario de los sites asociados.

Aunque Facebook es la última firma que los rumores han sumado a quienes podrían estar construyendo su propio AdSense, la red social no sería la última en estar creando una alternativa a AdSense y a Google. En los últimos meses se ha hablado también de una plataforma de publicidad online creada por Amazon, aunque en este caso funcionaría como publicidad propia de la casa (los medios en cuestión tendrían publicidad contextual servida por Amazon y que se pagaría por clics pero que llevaría a productos en venta en su site). Y Yahoo ya ha empezado a mostrar publicidad nativa en otros medios (además de contar con una plataforma publicitaria que funciona en algunos países).

Facebook y su salto publicitario

Además de los rumores sobre su propia plataforma publicitaria alternativa a AdSense, Facebook ha estado protagonizando diferentes acciones para mejorar su posición en el mercado publicitario online en los últimos meses, movimientos que además han tenido bastantes buenos resultados para la compañía. Facebook tiene ya dos millones de anunciantes, una cifra que está aún por detrás de Google (que tiene 4 millones) pero que muestra que se ha convertido ya en un contendiente duro en el terreno de la publicidad online.

La compañía se está convirtiendo en una especie, además, de marca tendencias en el terreno de la publicidad online, ya sea con sus afirmaciones de que solo se deberían cobrar los anuncios que se ven o con su uso del big data. Atlas, su plataforma publicitaria, causó un gran impacto entre los consumidores y también entre los anunciantes, ya que ha empezado a permitir emplear datos relacionados con lo que Facebook sabe de los internautas para servir publicidad.

La red social se está además intentando erigir en uno de los destinos fundamentales en consumo de contenidos en internet. La compañía intenta (para desgracia de las marcas que la estaban usando como altavoz para llegar al consumidor, que han sido las grandes perjudicadas con todos los movimientos que está realizando para lograrlo) que su feed de noticias sea lo más atractivo posible y mantener así la atención del internauta, pero, además, ha estado realizando diferentes movimientos para conseguir captar los nuevos intereses de los consumidores.

Así pues, Facebook está lanzada a hacerse con el mercado del vídeo en internet, que hasta ahora está dominando Google con YouTube, y ha empezado, de hecho, a captar a las estrellas de esa red social.