PuroMarketing

Google y Facebook se reparten el mercado publicitario online. Esa es una de las grandes conclusiones que se pueden obtener viendo los números y viendo las proyecciones y tanto es así que hay quienes hablan ya de un claro duopolio. Son los dos jugadores fuertes del mercado. Pero, como ocurre con todo, su posición no está grabada en piedra y las cosas podrían cambiar. ¿Podría aparecer un jugador que replanteara las cosas y que moviera sus posiciones, para que estuviesen respaldadas por una menor certeza?

Eso es lo que creen los analistas y lo que se espera que haga Amazon en el futuro inmediato. El gigante del comercio electrónico ha ido posicionándose en más áreas y ha ido construyendo poco a poco su posición en el mercado publicitario. Dentro de sus ingresos, la publicidad es una parte mínima, pero lo cierto es que Amazon ya gana más con publicidad de lo que Twitter logra con la misma. Las previsiones para el futuro de Amazon son bastante optimistas. Los números de eMarketer, por ejemplo, hablan de que Amazon se convertirá en 2020 en el tercer jugador en EEUU de publicidad en internet, por delante de Microsoft o de Oath.

Los analistas ven el futuro publicitario de Amazon, por tanto, como una de las cosas que hay que seguir y tener en cuenta. En un análisis en Tnw, apuntan a que en 2019 Amazon se estará ya asentando en la carrera por la dominación. De lo que señalan, se pueden sacar unas cuantas conclusiones sobre cómo el gigante jugará sus cartas para posicionarse.

El filón de los datos de Amazon

Uno de los elementos clave que hacen que Amazon se posicione muy bien en la carrera por el mercado publicitario y que puede ayudar a que la compañía se posicione de un modo mucho mejor en este terreno es la información. Amazon cuenta con un arsenal de datos muy poderoso, uno que hace que los anunciantes puedan segmentar mucho mejor a quién le muestran qué anuncios.

Como señalan en el análisis, recuperando un análisis de Forrester, los anunciantes están descubriendo que los datos son "más ricos" y que dan más datos que los demás jugadores vinculados a "compras y datos de comportamiento".

Amazon está preparando nuevas herramientas de retargeting

Pero el valor de esos datos está en cómo estos se usan y cómo son una llave para posicionar mejor a las marcas y sus productos. Amazon está trabajando en un nuevo formato de anuncios de retargeting, que empleará las compras ya realizadas y las búsquedas que ha hecho el consumidor para posicionar productos en anuncios en sites de terceros. Los anuncios llevarán al consumidor a Amazon, abriendo una ventana a la compra. Además, sus soluciones publicitarias tendrán más en cuenta las búsuqedas de productos y los comportamientos de búsqueda de mejores precios por parte de los consumidores.

Las agencias especializadas en Amazon han empezado a nacer

Quizás, uno de los símbolos más claros de cómo están cambiando las cosas está en cómo han comenzado ya a surgir servicios especializados en ellos. Como apuntan en el anákisis, en los últimos años las grandes agencias de publicidad han empezado a crear equipos especializados en Amazon y a intentar posicionarse como expertos.

A eso se suma que se da ya por sentado que una agencia digital tendrá expertos en la cuestión y también que han empezado ya a aparecer las primeras agencias de nicho muy especializadas en este terreno. La propia Amazon también está creando un organigrama publicitario y con servicios para los anunciantes.

Y Amazon empieza a entrar en lo que los otros tenían fuerte

A eso se suma que Amazon está también empezando a maniobrar en terrenos que cada vez entran más en colisión con lo que los grandes jugadores del mercado están haciendo. De hecho, la compañía ha empezado a posicionar su propio marketplace publicitario, con mejores condiciones para los usuarios que el de Google (Google cobra una comisión del 5%, Amazon quiere posicionarse con menos o con nada), Amazon Publisher Services.

Lo interesante en cómo este sistema se pude posicionar en el mercado está en que, como apuntan en el análisis de Tnw, Amazon está empleando su propio peso como anunciante para posicionarlo. Si los editores quieren llevarse sus anuncios, tienen que estar en el marketplace.